2 de febrero de 2010

Bolivia.- Bolivia entrega los restos de cuatro guerrilleros muertos en 1970

LA PAZ, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los restos de cuatro guerrilleros bolivianos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que murieron en 1970 cuando combatían contra la dictadura de Alfredo Ovando fueron entregados este lunes a sus familiares por el Gobierno de Bolivia.

Se trata de los cadáveres de Eloy Mollo Mamani, Rafael Antezana Eguez, Delfín Mérida Vargas, y Francisco Imaca Rivera, quienes formaban parte de la conocida como 'guerrilla de Teoponte', región del norte de Bolivia en la que perdieron la vida. Su grupo era una columna del extinto ELN, una guerrilla inspirada en las ideas revolucionarias de Ernesto 'Che' Guevara, quien fue abatido también en Bolivia en 1967.

Los restos de estos cuatro hombres fueron entregados a sus familias por la ministra de Justicia de Bolivia, Nilda Copa, en una ceremonia en la que también estuvieron presentes miembros de la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional (Asofamd), y el ex senador Antonio Peredo, informó la agencia Prensa Latina.

La guerrilla de Teoponte estaba integrada por 67 combatientes de nacionalidad boliviana, colombiana, chilena, argentina y peruana. Según datos de Asofamd, los cadáveres de 41 de ellos siguen sepultados en la zona.

Desde el pasado mes de julio se iniciaron las tareas de búsqueda de los desaparecidos en la región, unas acciones coordinadas por el gobierno boliviano y de las que han tomado parte instituciones como el Instituto de Investigación Forense (IDIF) boliviano y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Los cuatro cuerpos entregados este lunes a sus familiares son los primeros en ser identificados como miembros del ELN desde hace 40 años.

Copa afirmó que el Ejecutivo tiene un compromiso similar con los familiares de los desaparecidos en todas las dictaduras sufridas por Bolivia y que duraron alrededor de 18 años, en diferentes etapas repartidas durante las décadas de los sesenta, setenta y ochenta. "En este momento podemos decir que hemos recuperado a cuatro personas desaparecidas forzosamente, pero continuaremos buscando a las personas que todavía faltan", indicó la ministra.

Según el Informe Sobre las Desapariciones Forzadas en Bolivia, elaborado por Asofamd, cuando Ovando ordenó eliminar al foco insurgente instalado en Teoponte sus palabras fueron: "ni presos ni heridos".

Diferentes organizaciones de Derechos Humanos estiman que aún permanecen desaparecidos al menos 156 ciudadanos asesinados por las dictaduras militares que gobernaron el país andino.