3 de mayo de 2006

Bolivia/Brasil.- 'Lula' y Morales inician las negociaciones para establecer el precio del petróleo y el gas

Los dos presidentes mantendrán un encuentro el próximo jueves, junto a Hugo Chávez y Néstor Kirchner

BRASILIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luis Ignacio 'Lula' da Silva, y su homólogo boliviano, Evo Morales, han acordado negociar de manera conjunta el impacto que la nacionalización de los hidrocarburos tendrá en el precio del gas natural vendido a Brasil.

Según informó la prensa brasileña, los dos presidentes, que hablaron el martes por teléfono, se reunirán el jueves en Foz de Iguaçú (Brasil), para discutir las relaciones entre los dos países, con el objetivo de garantizar la seguridad energética en Sudamérica. En esta reunión también participarán los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Argentina, Néstor Kirchner.

Con la nacionalización de los hidrocarburos decretada el pasado lunes, el Estado de Bolivia pasará a ingresarse el 82% de los beneficios de la explotación del gas y el petróleo, mientras que las empresas recibirán el 18%.

"El abastecimiento de gas natural para su mercado está asegurado por la voluntad política de ambos países, según reiteró el presidente Evo Morales en la conversación telefónica con el presidente 'Lula', e igualmente, por los dispositivos contractuales amparados en el derecho internacional", informó la secretaría de prensa de la Presidencia de Brasil en un comunicado. "En esta misma ocasión, se aclaró que el tema del precio del gas será resuelto por medio de negociaciones bilaterales", agregó.

Tras las duras críticas efectuadas por el presidente de la brasileña Petrobras, José Sérgio Gabrielli, y del ministro de Minas y Energía, Silas Rondeau, que calificaron la decisión de Morales de un acto "no amistoso" y hasta de un "rompimiento", la Presidencia prefirió adoptar un tono más diplomático.

En la nota oficial, el Gobierno brasileño también reconoció que el decreto de nacionalización es un acto inherente a la soberanía boliviana y destacó que ejerce un control sobre sus riquezas. "La decisión del Gobierno boliviano de nacionalizar las riquezas de su subsuelo y controlar su industrialización, transporte y comercialización, es reconocida por Brasil como un acto inherente a su soberanía. Brasil, como manda la Constitución, ejerce pleno control sobre las riquezas de su propio subsuelo", explica el comunicado.

Asimismo, el Gobierno destacó que actuará con "firmeza y tranquilidad, en todos los foros, en el sentido de preservar los intereses de Petrobras, y llevará adelante las negociaciones necesarias para garantizar la relación equilibrada mutuamente provechosa para los dos países".