5 de agosto de 2016

Bolivia/Chile.- Chile acusa al Gobierno de Morales de la mala relación bilateral

Bolivia/Chile.- Chile acusa al Gobierno de Morales de la mala relación bilateral
REUTERS/BOLIVIAN PRESIDENCY/HANDOUT

SANTIAGO, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, ha acusado al Gobierno de Evo Morales de la mala relación entre ambos países, enfrentados por numerosas disputas territoriales, dos de las cuales se dirimen ya en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"Las relaciones entre Bolivia y Chile están en muy mal pie, y eso es responsabilidad del Gobierno boliviano, que ha llevado la relación a su punto más bajo en cien años", ha dicho Muñoz en declaraciones a la prensa local.

Muñoz ha enfatizado que "Chile ha estado en disposición de dialogar", mientras que Bolivia ha estado inmerso "en una campaña confrontacional de ofensas contra las autoridades y el pueblo" de la nación suramericana, según informa 'La Tercera'.

Interrogado sobre los últimos comentarios de las autoridades bolivianas, muchos a través de Twitter, incluido un 'tweet' de Morales en el que acusa a su homóloga chilena de ejercer un "Gobierno del rencor", ha rehusado pronunciarse.

"No vale la pena responder a palabrerías que aparecen en 140 caracteres o declaraciones de un día para otro, Chile no está disponible para este juego", ha contestado Muñoz, destacando que La Moneda "ha sabido mantener la serenidad" en todo momento.

ENFRENTAMIENTO BILATERAL

En 2013, el Gobierno de Morales acudió a la CIJ para que declare que Chile tiene una obligación internacional de negociar la salida al océano Pacífico que Bolivia perdió en la guerra que enfrentó a la región a final del siglo XIX.

A la espera de que La Haya se pronuncie, Chile ha presentado este año otra demanda en la que solicita al alto tribunal que declare la condición de río nacional del Silala para evitar que Bolivia se apropie de sus aguas, en un nuevo frente judicial.

Además, la Administración de Morales amenaza a Chile con acudir por tercera vez a la CIJ por el supuesto uso indebido de las aguas del río Lauca que, según sostiene, hace perder a Bolivia hasta "600 litros por segundo".