22 de enero de 2006

Bolivia/Chile.- Morales dice que la presencia de Lagos en La Paz es "parte de la nueva historia entre Chile y Bolivia"

El nuevo presidente de Bolivia se compromete a asistir el próximo 11 de marzo a la toma de posesión de Michelle Bachelet en Santiago

SANTIAGO, 22 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, quien juró hoy domingo como el primer gobernante de origen indígena de su país, destacó que la asistencia de su homólogo chileno, Ricardo Lagos, a la ceremonia realizada en la sede del Parlamento en La Paz, es "parte de la nueva historia" que construyen a partir de ahora Chile y Bolivia.

Lagos, quien dejará el poder el próximo 11 de marzo y durante su gobierno tuvo que dialogar con tres presidentes bolivianos, concurrió a la ceremonia especialmente invitado por Morales quien, además, había pedido la asistencia al acto de la presidenta electa chilena, Michelle Bachelet, quien se excusó por motivos de agenda y envió como representante justamente al hijo de Lagos, Ricardo Lagos Weber.

Esta fue la primera visita de un presidente chileno a Bolivia en 50 años y también una señal del interés bilateral por mejorar las relaciones que se mantienen a nivel consular desde 1978 y que se han visto permanentemente amenazadas por los roces causados por la demanda boliviana de recuperar la salida al mar que perdió en la Guerra del Pacífico, en 1879.

"La visita del presidente de Chile obedece y genera esperanza al pueblo boliviano", indicó Morales, quien aseguró que, durante su gobierno de cinco años, "se fortalecerán los lazos de amistad y de esta manera ir resolviendo problemas históricos" con Chile.

En su discurso ante senadores, diputados y gobernantes de 11 países, el presidente Morales agradeció públicamente la asistencia de Lagos al evento y dijo que tiene "confianza en el pueblo chileno, en sus organizaciones sociales, en la comprensión de sus instituciones del Estado, para saldar o reparar el tema histórico que tenemos pendiente".

Tras un sonoro aplauso para el presidente chileno, Evo Morales se preguntó "¿Hasta cuándo podemos seguir viviendo en enemistad?", al tiempo que confirmó que accederá a la invitación que le hizo Lagos para asistir a la ceremonia de cambio de mando que se realizará el próximo 11 de marzo en Santiago.

"No tengo ningún miedo. Claro que iré a Santiago de Chile para cuando asuma la presidenta electa (Michelle Bachelet)", dijo Evo Morales, tras lo cual fue aplaudido por la concurrencia.

Antes de la ceremonia del Parlamento, Lagos y Morales se habían reunido en un piso del barrio de Miraflores, en La Paz, donde el primer Gobernante indígena de Bolivia recibió a su homólogo chileno en un encuentro calificado de "histórico" por sus protagonistas.