22 de septiembre de 2011

Bolivia/Chile.- Piñera responde a Morales en la ONU y aclara que Chile ya no tiene asuntos pendientes con Bolivia

NUEVA YORK, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha aclarado este jueves en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que su país ya no tiene asuntos pendientes con Bolivia, en lo referente a la demanda internacional que presentará el Gobierno de Evo Morales para recuperar la salida al océano Pacífico.

El conflicto histórico que ha mantenido divididas durante décadas a estas naciones vecinas se trasladó al seno de las Naciones Unidas cuando Morales, en su comparecencia el miércoles ante ese mismo organismo. pidió apoyos en su reclamo por una salida al mar, pues considera que se trata de un asunto regional y no bilateral.

"Quisiera reiterar que entre Chile y Bolivia no existen asuntos territoriales pendientes", ha destacado Piñera. Los problemas entre ambas naciones "quedaron definitivamente resueltos por el Tratado de Paz y Amistad de 1904" el cual "fue válidamente negociado más de veinte años después".

En su intervención en la ONU, Morales fustigó ese tratado --que Bolivia siempre ha considerado sin valor-- y defendió su derecho de presentar una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para que sea esta instancia la que ponga fin a este conflicto.

"Como Bolivia ha reconocido, el tratado fue fruto de una negociación libre y consentida y, en consecuencia, de acuerdo al derecho internacional, tanto Chile como Bolivia deben respetarlo y cumplirlo", ha insistido Piñera, en respuesta a las afirmaciones de Morales.

"Chile ha dado pleno y oportuno cumplimiento a todas las c1ausulas del Tratado de Paz y Amistad de 1904. Mas aún, las facilidades que ha otorgado a Bolivia superan ampliamente las previstas en la Convención de Naciones Unidas para países sin litoral", ha explicado.

El clima de tensión entre La Paz y Santiago empeoró a finales de marzo cuando Morales anunció que presentará ante tribunales internacionales una demanda contra Chile, en otro intento por recuperar los 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados que perdió Bolivia a finales del siglo XIX durante la llamada Guerra del Pacífico.

Bolivia y Chile mantienen rotas sus relaciones diplomáticas desde 1978, tras el fracaso de las negociaciones en torno a la demanda marítima. Pero desde 2006 ambas naciones han iniciado un proceso de acercamiento y han establecido una agenda de trece puntos de interés común, entre los que figura el tema de la salida al mar.

Piñera ha asegurado que su gobierno "siempre ha estado y estará dispuesto a dialogar con Bolivia sobre la base del pleno respeto al derecho y tratados internacionales" con la "más firme voluntad y mejor disposición para asegurar soluciones concretas, factibles y útiles para ambos países".