22 de febrero de 2013

Santiago tacha de "infundadas" y "sesgadas" las declaraciones de Morales sobre los soldados

SANTIAGO, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Chile ha calificado de "infundadas" y "sesgadas" las declaraciones del presidente boliviano, Evo Morales, que acusó a su vecino regional de mantener como "rehenes políticos" a los tres soldados bolivianos detenidos por cruzar ilegalmente la frontera.

El pasado miércoles, durante su comparecencia en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, Morales acusó al Gobierno chileno de "tener una actitud vengativa con los tres soldados" a causa de la disputa que ambos países mantienen por una salida al océano Pacífico.

En respuesta, la delegación chilena en la ONU ha emitido hoy un comunicado en el que tacha de "infundadas" y "sesgadas" dichas declaraciones y aclara que "los tres soldados fueron detenidos por entrar ilegalmente en territorio chileno portando armamento de guerra, no por ser bolivianos".

En la misma línea, ha sostenido que "los tres soldados han sido tratados con la dignidad y con el decoro que corresponde y están sometidos a la Justicia chilena con pleno respeto a las normas procesales y al Derecho Internacional".

"Les fueron dados a conocer todos sus derechos y tanto las autoridades bolivianas como la defensa de los ciudadanos bolivianos han tenido pleno acceso a ellos", ha asegurado, según ha informado el diario chileno 'El Mercurio'.

Además, la delegación chilena ha prevenido contra futuros malentendidos. "Nada de lo dicho (en este comunicado) puede interpretarse de la manera errónea en que lo hace el presidente de Bolivia", ha sostenido.

Asimismo, ha recordado que "Chile ha estado y está dispuesto al diálogo bilateral a fin de avanzar en materias relacionadas con el acceso hacia y desde el mar a Bolivia a través del más amplio y libre tránsito".

Aunque para ello ha puesto como requisitos que se lleve a cabo "por los canales diplomáticos adecuados sin presiones, descalificaciones o suposiciones como las que el presidente Morales utiliza en sus declaraciones".

SOLDADOS DETENIDOS

Según La Paz, los conscriptos Álex Choque Quispe, Augusto Cárdenas García y José Luis Fernández Choque, que no superan la mayoría de edad en Bolivia (21 años), fueron detenidos el pasado 25 de enero por entrar ilegalmente en Chile, cuando llevaban a cabo un operativo contra la compraventa de vehículos indocumentados.

El Gobierno de Morales ha presentado una demanda en Naciones Unidas contra Chile por violar los tratados bilaterales e internacionales al detener y procesar a los tres soldados, ya que dichos textos establecen la primacía de la vía diplomática sobre la judicial.

Además, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, ha anunciado que el Gobierno emprenderá también acciones legales contra los Carabineros chilenos por violar una serie de tratados bilaterales e internacionales sobre cooperación policial y judicial.

DISPUTA TERRITORIAL

En el trasfondo del conflicto por los tres soldados está la disputa que enfrenta a ambos países desde 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico tras la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en el océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Morales argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá y accedió a devolverle "gradualmente la soberanía" del canal homónimo.