7 de agosto de 2007

Bolivia.-La CIDH destaca que el Gobierno de Morales supone el inicio de un proceso de democratización e inclusión social

WASHINGTON, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha asegurado que las dificultades en materia de Derechos Humanos que atraviesa Bolivia se derivan de problemáticas heredadas de décadas anteriores, ya que el proceso y escenario político actual representan el inicio de un importante proceso de democratización e inclusión social.

Así lo asegura en su informe 'Acceso a la Justicia e Inclusión Social: El camino hacia el fortalecimiento de la democracia en Bolivia', que contiene las observaciones realizadas por la CIDH en su visita del 12 al 17 de noviembre de 2006 al país y recomendaciones formuladas al Estado para contribuir al fortalecimiento de la defensa y protección de los Derechos Humanos en un contexto democrático.

El informe destaca que para el proceso de inclusión social es fundamental el fortalecimiento institucional y la plena independencia de los poderes públicos, particularmente, garantízar la imparcialidad del Poder Judicial, el acceso a la justicia, la exigibilidad de derechos reconocidos constitucional e internacionalmente, y el estricto cumplimiento del debido proceso sin discriminación alguna.

Además, la organización regional dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, destaca la necesidad de políticas de coordinación entre la justicia comunitaria y la justicia oficial y, muy especialmente, la lucha contra la grave situación de impunidad de violaciones de Derechos Humanos.

Con todo, el informe nota "con preocupación" la persistencia de conflictos sociales y políticos que muchas veces resultan en enfrentamientos violentos, ante lo cual lamenta la continuidad de estos hechos y señala que su carácter violento desnaturaliza el uso de los mecanismos democráticos de participación y manifestación.

En este sentido, la CIDH insta al Estado boliviano a adoptar todas las medidas necesarias, dentro del estricto respeto a los Derechos Humanos, para prevenir que se repitan hechos similares y para investigar aquellos ya sucedidos "de manera seria y diligente".

"Este proceso podría facilitar que la mayoría de la población, que ha estado históricamente excluida, participe activamente en la toma de decisiones sobre cuestiones políticas, económicas y sociales que la afectan directamente", añadió la CIDH.

Por último, recomienda al Estado a fin de mejorar la situación de la administración de justicia, de las personas privadas de libertad, de los pueblos indígenas y comunidades campesinas, de las mujeres, de los niños y las niñas y personas solicitantes de refugio. "Las mismas serán objeto de atento seguimiento por parte de la CIDH", concluyó.