3 de julio de 2012

Bolivia.- Cientos de indígenas continúan protestando en La Paz para exigir un diálogo directo con Morales

LA PAZ, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cientos de indígenas han continuado este martes con manifestándose en las calles de La Paz para exigir un diálogo directo con el presidente boliviano, Evo Morales, sobre la construcción de una carretera en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Un nutrido grupo de aborígenes instalaron el lunes un gran campamento frente a la sede de la Vicepresidencia de Bolivia para ejercer presión. Las fuerzas de seguridad se vieron obligadas a intervenir porque los manifestantes obstaculizaron el ingreso al edificio, ubicado muy cerca de la sede del Ejecutivo.

Los nativos llegaron la semana pasada a la capital boliviana tras haber marcha durante dos meses desde el norte del país. Su objetivo no es otro que llegar a un acuerdo con Morales para que finalmente no se lleve a cabo el proyecto que, según ellos, perjudicará una de las reservas naturales más importantes que tiene Bolivia.

Morales, un indígena aymara, ha acusado a estos nativos de "conspirar" contra su gobierno y de pactar con políticos de la oposición, lo cual ha sido rechazado por los representantes de las organizaciones que llegaron a La Paz a defender sus intereses en el TIPNIS.

El Gobierno ha puesto como condición dialogar únicamente con determinadas autoridades de la zona, por ello este martes ha convocado a un grupo de representantes de los pueblos Mojeño-Trinitario, Yuracaré y Chimán, así como a los caciques y corregidores de la Subcentral del Sécure, TIPNIS y Consejo Indígena del Sur (Conisur).

La carta, firmada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, va "dirigida a las autoridades de las subcentrales, que actualmente ocupan cargos en el TIPNIS", ha precisado la titular de Comunicación, Amanda Dávila. El objetivo es "desarrollar un diálogo abierto, franco, transparente con todas las autoridades" de la zona.

Los representantes de la Organización Indígena Takana Amazónica de Pando, que también participaron en la marcha hacia La Paz, firmaron el lunes un acuerdo con el Ministerio de Gobierno y anunciaron que, desde entonces, se alejarían de las manifestaciones.

En el documento el Gobierno se compromete a atender las demandas de la comunidad, sin embargo, el resto de los indígenas ha rechazado su contenido porque no contempla la demanda fundamental que es detener las obras de construcción del carretera en el TIPNIS.