1 de agosto de 2008

Bolivia.- La Corte Nacional Electoral de Bolivia modifica las normas del referéndum electoral

LA PAZ, 1 Ago. (Reuters/EP) -

La Corte Nacional Electoral (CNE), máxima autoridad electoral de Bolivia, resolvió ayer modificar las reglas del referendo revocatorio convocado para el 10 de agosto, en una sorpresiva decisión que podría satisfacer a la oposición, pero que no tiene garantizado el aval del oficialismo.

La CNE declaró que se necesitará al menos la mitad más uno de los votos válidos para revocar los mandatos de los prefectos regionales, aunque mantuvo la exigencia de más de 53,7 por ciento de votos para revocar al presidente Evo Morales. "Esto no es una modificación de la ley del referendo, que estamos cumpliendo, sino que es un criterio técnico de aplicación que está adoptando la CNE mediante una resolución de sala plena", indicó en una conferencia de prensa nocturna el presidente del organismo, José Luis Exeni.

La resolución, adoptada al término de una reunión de dos días de la CNE con autoridades electorales regionales, responde plenamente a los pedidos de la oposición conservadora, que tras aprobar la ley del referendo consideró injusto que los prefectos puedan ser revocados con menos de la mayoría absoluta de votos.

MODIFICACIONES

No había una reacción inmediata del Gobierno, que advirtió previamente que no daría curso a una modificación de las reglas del referendo y hasta calificó a las propuestas de cambio de la ley de convocatoria como intentos de impedir la consulta ciudadana.

Exeni explicó que la resolución sobre los porcentajes necesarios para la revocatoria de mandatos fue adoptada "buscando precautelar el respeto a principios democráticos de vigencia universal, dar certidumbre a la ciudadanía sobre los resultados del día 10 de agosto del 2008 y generar condiciones para una jornada electoral pacífica y democrática".

"Estamos seguros de que ahora los resultados del 10 de agosto van a ser acatados por todos", señaló. Exeni presentó también una declaración firmada por autoridades electorales nacionales y regionales, excepto las del distrito oriental de Santa Cruz y el altiplánico Oruro, en la que se ratifica el 10 de agosto como fecha del referendo.

La declaración confirmó un anuncio previo de que la corte de Santa Cruz desistió de presentar una impugnación constitucional contra el referendo y que presentaría a la CNE una propuesta de cambio de reglas del referendo, que la resolución presentada por Exeni atendió en gran parte.

El Gobierno había amenazado el miércoles con enjuiciar a quienes atentaran contra el referendo, del que el presidente indígena espera salir fortalecido para acelerar su "revolución democrática y cultural". En el referendo estarán en juego los cargos del presidente y el vicepresidente, cabezas de un Gobierno de línea indigenista-socialista, y los prefectos de ocho de los nueve departamentos, cuyos reclamos de autonomía han logrado paralizar los cambios iniciados por Morales.