23 de julio de 2008

Bolivia.- La Corte Nacional Electoral de Bolivia no paralizará el referéndum revocatorio

LA PAZ, 23 Jul. (Reuters/EP) -

La Corte Nacional Electoral de Bolivia declaró hoy que no paralizará el referéndum revocatorio, previsto para el próximo 10 de agosto, y dijo que la petición en sentido contrario de una magistrada del Tribunal Constitucional se trata sólo de una opinión personal sin efecto legal.

La magistrada del Tribunal Constitucional Silvia Salame había dicho anteriormente que ha solicitado la suspensión del proceso revocatorio, al que deben someterse el presidente Evo Morales y prefectos regionales.

"El organismo electoral continuará organizando el proceso electoral revocatorio de mandato (...) convocado por ley de la República y que sólo puede ser paralizado por otra ley o por una sentencia constitucional legal", dijo a los periodistas el presidente de la Corte Electoral, José Luis Exeni.

La autoridad explicó que la posición de la Corte Nacional Electoral (CNE) "en ningún momento es desacato o desobediencia" al Tribunal Constitucional, pues considera que no hay una resolución judicial sobre el proceso revocatorio y que "la magistrada sólo emitió un pronunciamiento a título personal."

Exeni agregó que, aunque la magistrada Salame declaró haber ordenado la suspensión del proceso, el escrito que ella misma hizo llegar a la CNE "en ninguna parte menciona la suspensión del referéndum revocatorio."

Salame, actualmente la única magistrada del Tribunal Constitucional tras una crisis que dejó a ese organismo sin quórum para funcionar, consideró que el revocatorio debería suspenderse hasta que el Poder Judicial se pronuncie sobre un recurso de inconstitucionalidad a propósito de ese proceso.

"La Corte Electoral no puede continuar con el referendo hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la inconstitucionalidad o no" de la consulta, dijo la magistrada en una declaración que fue aplaudida por sectores de la oposición conservadora que buscan bloquear la consulta.

El Gobierno, a través del ministro de Defensa Legal de las Recuperaciones Estatales, Héctor Arce, calificó la declaración de Salame como "un acto fuera de la ley" y señaló que el Tribunal necesita tener al menos tres de sus cinco miembros para cualquier decisión, incluso para admitir demandas.

En el referéndum, Morales pondrá en juego su reformas de línea indigenista-socialista a la vez que buscará la caída de algunos de los prefectos regionales opositores que han bloqueado su gestión gubernamental con demandas de autonomías.