2 de febrero de 2007

Bolivia/Cuba.- La Justicia boliviana se pronuncia contra la expulsión del refugiado Cubano, Amauris Sanmartino

LA PAZ, 2 Feb. (EP/AP) -

El Tribunal Constitucional dio a conocer este viernes una sentencia en la que declara procedente el recurso que rechaza la decisión del Gobierno de Evo Morales de expulsar del país al refugiado cubano Amauris Sanmartino, quien en este momento se encuentra en Colombia.

En reacción a la sentencia, el Gobierno afirmó que no se pronunciará hasta que le sea notificado el fallo. "Esa sentencia hay que analizarla y esperamos que esté conforme a las normas", dijo el viceministro de Coordinación Gubernamental, Héctor Arce, a la prensa.

"Mediante Sentencia Constitucional de 31 de enero, el Tribunal Constitucional declaró procedente el recurso de 'habeas corpus' interpuesto por Rodolfo Téllez Flores, en representación del ciudadano cubano Amauris Sanmartino, contra la ministra de Gobierno, Alicia Muñoz Ala y la Directora Nacional de Migración, Magali Zegarra Aragón", sostiene la nota divulgada por órgano judicial con sede en la ciudad Sucre, al sur del país.

En declaraciones a la cadena de televisión 'Unitel' de las que se hace eco Europa Press, Sanmartino dijo estar protegido por Naciones Unidas, y que aunque "le encantaría" regresar a Bolivia, tiene elementos de juicio para pensar que no estará seguro en este país.

Arce afirmó que la opción de regreso al país del anticastrista debe ser establecida por el mismo tribunal en su sentencia. Pero el fallo precisa nada sobre ese particular.

"Ahora, yo digo, el gran perdedor en estos momentos ha sido el gobierno de Bolivia, con todas estas cosas, para que vean cuando uno se deja llevar por regímenes como el de Fidel Castro, el régimen cubano, pasan estas cosas", dijo Sanmartino.

El refugiado denunció que fue la embajada cubana en La Paz la que presionó para que le expulsaran, después de que ayudara a escapar a otros países a varios médicos que llegaron en misión oficial cubana a Bolivia.

"Estoy muy contento, agradecido con mi abogado, con toda la gente que me ha apoyado, tengo tanto que agradecerle a mucha gente, la justicia tarda pero llega", agregó.

Sostuvo que su amigo Mauricio Iturri, que propició protestas en Santa Cruz contra su deportación, fue secuestrado por desconocidos y que otros habrían sido tiroteados, aunque salvaron sus vidas.

Sanmartino, un médico anticastrista, vivía desde 2000 como refugiado en Santa Cruz, donde se casó con una mujer boliviana.

Señaló que ella fue la primera en avisarle, al mediodía del viernes, la noticia.

El Gobierno de Morales lo detuvo con la participación de agentes de civil que lo encañonaron en diciembre y lo expulsó en enero a Colombia, por supuestamente participar en política interna del país, al haber intervenido en dos manifestaciones públicas contra el Ejecutivo.

El Tribunal indicó que el decreto de 1996 que usó la entonces ministra Muñoz para detener y expulsar a Sanmartino, que prohíbe a extranjeros involucrarse en política nacional, ya había sido declarado anteriormente como inconstitucional, pues los ciudadanos de otros países deben gozar de los mismos derechos que los bolivianos.

Sanmartino señaló que su deportación a Colombia detonó el caso del refugiado peruano, Wálter Chávez, quien esta semana solicitó licencia indefinida a su cargo como asesor del Gobierno, por acusaciones de que está buscado por terrorismo en su país, lo que niega, y es al mismo tiempo uno de los hombres fuertes del Ejecutivo.

Chávez enfrenta un juicio en Perú por haber sido miembro de un grupo guerrillero en su país, por lo que estuvo arrestado un mes en Lima, en 1990. El asesor rechaza los cargos.