17 de mayo de 2011

Dictan arresto domiciliario contra un gobernador opositor y un diputado del partido de Evo Morales

Dictan arresto domiciliario contra un gobernador opositor y un diputado del partido de Evo Morales
EUROPA PRESS/ABI

LA PAZ, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal dictó arresto domiciliario contra el gobernador del departamento de Beni, el opositor Ernesto Suárez; y el legislador Carlos Navia, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), partido del presidente boliviano, Evo Morales, acusados de malversación de fondos. Ambos deberán pagar también una fianza de 50.000 bolivianos (5.045 euros).

Suárez, del partido Primero Beni, podrá continuar ejerciendo su cargo como gobernador y sólo tendrá derecho a salir de su vivienda para dirigirse exclusivamente a su oficina, según la orden emitida el lunes por la jueza cautelar Narda Vega.

"Es un absurdo", expresó Suárez al conocer la resolución judicial. "Creo que la intención que hay por detrás es continuar sacando a las autoridades electas, esto afecta profundamente la democracia", denunció al lanzar una dura crítica al Gobierno de Morales.

Suárez es acusado de daños económicos al Estado calculados en unos 800.000 bolivianos (80.680 euros) por su presunta vinculación en el escándalo de corrupción conocido como 'caso Maniqui'. Según la Fiscalía, el imputado autorizó en 2006 la firma de un contrato con la Cooperativa Eléctrica Maniqui, en el municipio de San Borja, en Beni, para el alquiler y reparación de generadores de energía, convenio que se habría suscrito de manera irregular.

El gobernador de Beni también tiene una causa pendiente con la justicia boliviana por supuesta malversación de fondos al impulsar un referéndum en 2008. En agosto del año pasado Suárez tuvo que pagar una fianza de 250.000 bolivianos (25.200 euros) como medida sustitutiva al arresto domiciliario.

La jueza Vega también dictó la prisión preventiva contra Navia, actual legislador del MAS y exgobernador de Beni, por su presunta implicación en el denominado 'caso Maniqui',