30 de agosto de 2007

Bolivia.- Dimite el gobernador de Sucre, del partido oficialista, por los desacuerdos con el Ejecutivo de Evo Morales

LA PAZ, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

El prefecto (gobernador) del departamento de Sucre, David Sánchez, presentó hoy su renuncia por estar en desacuerdo con el gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, ya que no quiere asumir la responsabilidad en el caso de que se produzcan enfrentamientos en la región.

El Ejecutivo sin embargo pidió a Sánchez, miembro del partido oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), que permanezca en funciones hasta que concluya su periodo en 2011.

"No quiero ser responsable de enfrentamientos, de gente que esté viniendo de otro lugar y que se esté generando cualquier situación acá dificultosa, quizás generándose muertos y heridos; y de esa situación no quiero ser culpable", declaró el prefecto en rueda de prensa.

Sánchez se refirió al reciente anuncio del vicepresidente boliviano Álvaro García Linera de enviar "100.000 campesinos" a Sucre, capital de Chuquisaca, para someter a esa población, por las huelgas y manifestaciones realizadas para exigir la vuelta del los poderes Ejecutivo y Legislativo a la ciudad de Sucre --antigua capital de Bolivia--, provocaron por falta de seguridad, la suspensión de la Asamblea Constituyente.

"Hoy quiero decir que he decidido dejar este cargo en manos del presidente", dijo Sánchez quien agregó que tratará de que el departamento de Chuquisaca logre su demanda. El gobierno ha ofrecido facilitar el diálogo entre La Paz y Sucre sobre el tema, pero insiste en que los poderes deben permanecer en esta ciudad.

En declaraciones a AP, el responsable de prensa de la Prefectura (Gobernación) de Chuquisaca, Óscar Capriles, sostuvo que "la renuncia es irrevocable" y no obedece a que hubiera sido, o no, maltratado por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, como publicaron algunos medios de comunicación locales.

Posteriormente el ministro Quintana puntualizó, también en rueda de prensa, que Sánchez "está obligado" a mantenerse en su puesto ya que así lo determinó el voto popular. "El prefecto del departamento de Chuquisaca... está obligado a cumplir el mandato del soberano", detalló Quintana que recordó que su gestión tiene un periodo asignado de cinco años, que asumió en enero de 2006 cuando Evo Morales fue elegido presidente.