16 de marzo de 2007

Bolivia.- Una diputada denuncia que el Ejército la espía por denunciar desvío de dinero de los cascos azules bolivianos

LA PAZ, 16 Mar. (EP/AP) -

La diputada del partido de la oposición PODEMOS boliviana Ninoska Lazarte denunció este viernes que está siendo perseguida por la "inteligencia del ejército" debido a la investigación que está realizando sobre los presuntos actos de corrupción de algunos jefes militares en la utilización de recursos de la ONU para los cascos azules bolivianos.

El ejército, por su parte rechazó la denuncia según informa el diario boliviano 'La Razón', que obtuvo declaraciones no identificadas de funcionarios militares.

Lazarte denunció hoy que el comandante del ejército Freddy Bersatti está "preocupado" por sus investigaciones y que "ha enviado agentes del Departamento Segundo del Ejército", de espionaje, para seguirla, y "buzos (informantes)", a sus oficinas. La diputada indicó que su teléfono móvil también ha sido intervenido.

La representante de PODEMOS indicó que Bersatti está tratando de averiguar con quiénes se reúne y especialmente si se trata de militares que deseen denunciar estos supuestos desvíos de dinero que les corresponderían por su participación en las misiones de paz de la ONU en el país africano de El Congo, y que han terminado, según el propio militar, solventando la construcción de condominios.

"A Bersatti no le tiembla la mano para mandar a gente a la frontera", dijo Lazarte al manifestar que "militares valientes" quieren hacer denuncias contra el comandante.

La diputada comenzó este mes de febrero una investigación en el Congreso sobre la administración de recursos entre la ONU y Bolivia por parte de Bersatti.

En ese marco, Lazarte obligó a la comparecencia en la Comisión de Trabajo del Congreso, que preside, para que explique las supuestas irregularidades en el manejo de esos fondos. El pasado miércoles, después de una comparecencia de cinco horas, Bersatti no logró satisfacer las preguntas de los legisladores, quienes ya anunciaron que será llamado a comparecer nuevamente.

"Lo que hemos comprobado es que, al menos, hay una administración discrecional de los recursos que llegan de la ONU", dijo el viernes a AP.

El ministro de Defensa, Walker San Miguel, pidió al Congreso "respeto a la trayectoria" de Bersatti, quien fue designado comandante por el presidente Evo Morales al iniciar su gestión, hace 14 meses, pasando por encima de dos promociones de generales.

Lazarte sostiene que "Bersatti sabía de la presunta administración irregular de millones de dólares", antes como director administrativo del ejército y después como comandante de la fuerza.

Indicó que el general permitió cobros a soldados que van al Congo por equipos que son solventados por la ONU, y en cantidades que al menos duplican al verdadero precio de los artículos entregados.

El miércoles, Bersatti admitió que parte del 30 por ciento que unilateralmente descuenta el ejército a los soldados que van como cascos azules, de los 1.028 dólares (772,34 euros) que destina Naciones Unidas para sus sueldos mensuales, fue dirigida a la construcción de viviendas en La Paz.

La diputada indicó que las casas construidas son entregadas en alquiler a "jerarquías militares", en vez de construir viviendas para soldados en las fronteras.