26 de junio de 2012

Bolivia.- Ecuador pide a la comunidad internacional que centre su atención en las "amenazas" al Gobierno boliviano

QUITO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Nacional de Ecuador ha instado este lunes a la comunidad internacional a centrar su atención en las "amenazas" que se ciernen sobre el régimen constitucional de Bolivia, donde desde el pasado viernes los policías permanecen amotinados en demanda de una mejora de sus condiciones laborales.

A través de una resolución plenaria, el Poder Legislativo de Ecuador ha solicitado "a los parlamentarios de América Latina y a los organismos internacionales de Derechos Humanos" que estén atentos al destino del régimen constitucional de Bolivia, "para que prime el Derecho y se haga ver la solidaridad internacional".

La Asamblea Nacional ha aseverado que existen "amenazas" contra el Gobierno de Evo Morales por parte de "grupos opositores retardatorios que mediante el uso de la violencia quieren imponer sus intereses en contra de la voluntad de la mayoría".

En concreto, ha señalado "la escalada de violencia en puntos articulares de la institucionalidad boliviana", así como las manifestaciones "racistas, xenófobas y violentas de los líderes opositores, que han expresado su intención de asesinar al presidente, Evo Morales, y de colgar su cuerpo de un farol".

En este contexto, la Asamblea Nacional ha trasladado su "solidaridad" al pueblo boliviano, especialmente a Morales, así como al proceso democrático, "que ha recuperado la dignidad nacional", según recoge la Agencia Boliviana de Información (ABI).

DENUNCIAS DEL GOBIERNO

Precisamente, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ha denunciado este lunes que "fuerzas oscuras reaccionarias de derecha" están tratando de "manipular" a los policías para que se amotinen contra el Gobierno.

En la misma línea, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló el domingo el contenido de una conversación entre los policías amotinados en la que hablan de "generar" un golpe de Estado, atacar a los militares y dejar sin vigilancia la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, ubicada en La Paz

El pasado viernes, cientos de policías se amotinaron en las comisarías de todo el país para exigir una subida salarial y la entrega de mejores equipos para desarrollar su trabajo. Desde entonces, se han vivido varios enfrentamientos entre los policías y los militares que protegen al Gobierno.

Durante la madrugada del domingo, policías y Gobierno alcanzaron un acuerdo por el que los agentes se comprometen a poner fin a las protestas a cambio de un aumento salarial y de una agenda de trabajo para la mejora de las condiciones laborales del cuerpo de seguridad basada en siete puntos.

No obstante, la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (ANSSCLAPOL) ha anunciado que continuará con la huelga y el amotinamiento al considerar que dicho acuerdo carece de validez, y ha instado al Gobierno a reiniciar el diálogo.