10 de noviembre de 2011

Bolivia/EEUU.- Bolivia aclara que las relaciones con EEUU se basarán en el diálogo y la lucha contra el narcotráfico

LA PAZ, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos se basarán en el "diálogo político", el fortalecimiento de los vínculos comerciales y la lucha contra el narcotráfico, aspectos fundamentales del acuerdo que han firmado recientemente ambas naciones, ha reiterado este jueves el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca.

La Paz y Washington suscribieron el pasado lunes el Acuerdo Marco para unas Relaciones Bilaterales de Mutuo Respecto y Colaboración, como paso previo a la normalización de las relaciones diplomáticas, rotas desde hace tres años.

"Los elementos concretos del acuerdo son los basados en el diálogo político, la responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico y las acciones de cooperación, comercio e inversiones", ha explicado Choquehuanca en rueda de prensa.

El acuerdo sienta las bases para la creación de una comisión conjunta que se reunirá periódicamente para revisar el estado de las relaciones y proponer medidas para fortalecer los vínculos entre ambos países, ha resaltado el canciller, al reconocer que los avances no se darán "de la noche a la mañana".

En octubre de 2008 el presidente boliviano, Evo Morales, declaró persona non grata al entonces embajador de estadounidense, Philip Goldberg, por haber participado en un plan de conspiración contra su Gobierno, una estrategia que habría sido impulsada por políticos y figuras relevantes de la oposición.

Poco después expulsó a los representantes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en Bolivia, uno de los principales productores de hoja de coca, cuyo masticado forma parte de las tradiciones ancestrales de los indígenas de ese país.

La Casa Blanca respondió con la expulsión del legado boliviano en Washington, Gustavo Guzmán, sin que hasta la fecha se hayan enviado nuevos embajadores para restablecer la situación. Los vínculos diplomáticos bilaterales corren ahora a cargo de misiones comerciales.

Choquehuanca ha ratificado que este nuevo acuerdo no implica el retorno de la DEA a territorio boliviano, pero no deja a un lado la lucha conjunta contra el tráfico ilícito de drogas y el crimen organizado en la región.

La cooperación que brindará la Casa Blanca será de "Estado a Estado" y fundamentada en el "respeto" a la soberanía. "Uno de estos principios es el abstenerse de intervenir en asuntos internos de otros Estados, al igual que elegir sin injerencias externas su sistema político, económico y social, así como del respeto universal de observancia de los Derechos Humanos", ha destacado.