3 de enero de 2007

Bolivia/EEUU.- Bolivia afirma que la visa de los estadounidenses se exigirá por "reciprocidad, soberanía y seguridad"

LA PAZ, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano afirmó que la exigencia de visas a los estadounidenses que visiten el país fue decretada en el marco de "la reciprocidad, soberanía nacional, la preservación de la seguridad del pueblo y de los propios visitantes extranjeros".

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, señaló que todos los estados del mundo tienen el derecho de pedir visa a los ciudadanos de cualquier otro país, tal y como establecen los acuerdos internacionales existentes, alegando por ello la "reciprocidad".

Asimismo, explicó que en el caso de las visas de Estados Unidos, existe una gran "diferencia asimétrica que hace que los bolivianos que quieren viajar a ese país pasen por un calvario de exigencias rigurosas que tienen que ver con la tenencia de un fuerte soporte económico, antecedentes penales y el compromiso de no quedarse permanentemente en ese país, en el marco de su seguridad".

El ministro señaló que estas medidas hacen "selectivo" el viaje a Estados Unidos la mayoría de los bolivianos, motivo por lo que el Ejecutivo considera que "en el marco de la reciprocidad y la soberanía Bolivia está en el derecho de decirle a Estados Unidos y otros países que deben cumplir también con los mismos requisitos".

Sin embargo, Quintana adelantó que las medidas de seguridad a ser implementadas por el Gobierno boliviano "no serán tan duras" para evitar reacciones negativas, pero que estarán destinadas a "precautelar la seguridad de la ciudadanía nacional, toda vez que a principios del pasado año se registraron incursiones de súbditos extranjeros que cometieron actos de terrorismo".

"Es una decisión que está basada en el derecho a la reciprocidad, como tenemos esta especie de desequilibro diplomático, nuestro ciudadanos deben sufrir un proceso largo y oneroso, y muchas veces imposible", puntualizó.

"Por qué tenemos que ser los bolivianos sólo sometidos a estos requisitos, por qué no los ciudadanos norteamericanos. Me imagino que no existirán mayores observaciones, porque es un derecho privativo del Gobierno, enmarcado en convenios internacionales", concluyó.