23 de julio de 2008

Bolivia/EEUU.- Bolivia busca la renovación del programa ATPDEA en medio de las crecientes tensiones con EEUU

WASHINGTON, 23 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Bolivia está manteniendo esta semana una serie de reuniones en Washington con el objetivo de renovar las preferencias comerciales englobadas en la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de la Droga (ATPDEA, por sus siglas en inglés), que otorga Estados Unidos a los países andinos, en medio de crecientes tensiones políticas entre ambas capitales.

La ministra boliviana de Planificación del Desarrollo, Graciela Toro Ibañez, está llevando adelante gestiones con funcionarios del Departamento de Estado estadounidense y del Congreso para pedir la renovación por cinco años más de las preferencias, que vencen en diciembre.

El programa de preferencias, conocido por sus siglas en inglés de ATPDEA, fue establecido en la década de 1990 por Estados Unidos como un reconocimiento de la lucha antidroga de Perú, Colombia, Bolivia y Ecuador. Las preferencias permiten la entrada de miles de productos de esos países al mercado estadounidense sin pagar impuestos.

TRATADO COMERCIAL

"Tal renovación confirmaría otra vez más el reconocimiento de nuestros sacrificios en la lucha antinarcóticos y nos daría el tiempo necesario para desarrollar un proceso de negociaciones que podría llevar a un acuerdo comercial que sea mutuamente beneficioso a ambos países", dijo Toro en una carta enviada a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice.

El Congreso estadounidense aprobó a finales del año pasado un tratado de libre comercio con Perú, y tiene pendiente la aprobación de otro con Colombia. Esos acuerdos abrirían los mercados de dichos países a Estados Unidos y sustituirían las preferencias.

En el caso de Bolivia y Ecuador, que no avanzaron con tratados comerciales, la renovación de las preferencias ha encontrado cada vez más críticas entre los legisladores estadounidenses debido a la retórica contra Washington de sus presidentes izquierdistas.

Las anteriores renovaciones del programa han sido cada vez más cortas, por meses, y no por años, en el marco de los intentos de Estados Unidos para forzar una negociación para un tratado comercial.

TENSIONES POLÍTICAS

El viaje de la ministra boliviana tiene lugar en medio de tensiones políticas, tras violentas protestas en frente a la embajada estadounidense en La Paz después de conocerse que Estados Unidos había dado asilo a un ex ministro boliviano acusado de genocidio y delitos económicos en su país. Los sectores aliados al presidente boliviano, Evo Morales, sostienen que Washington intenta desestabilizar al Gobierno financiando a sectores de la oposición conservadora.

Morales, por su parte, dijo que aprovecharía la visita esta semana del principal diplomático estadounidense para Iberoamérica, Thomas Shannon, para hablar sobre la "conspiración" que, a su criterio, realizan la embajada estadounidense y los programas de desarrollo alternativo de la agencia USAID contra su Gobierno.

Estados Unidos, por su lado, ha dicho que quiere mantener buenas relaciones con La Paz y que los proyectos de desarrollo forman parte de la lucha antidrogas, junto a la erradicación e incautación de narcóticos.

La ministra boliviana dijo que el ATPDEA es importante porque ha generado unos 52.000 empleos directos en el país y ha ayudado a mantener un saldo en la balanza comercial positivo con Estados Unidos de unos 100 millones de dólares (63,3 millones de euros) para el empobrecido país sudamericano, que exporta 378 millones de dólares (239,4 millones de euros) a Estados Unidos e importa 278 millones de dólares (176 millones de euros).