23 de noviembre de 2009

Bolivia/EEUU.- Bolivia rechaza la "injerencia" en el país de EEUU, al que acusa de "apoyar a unos en contra de otros"

LA PAZ, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, rechazó este domingo la "injerencia" que, a su juicio, practica el Gobierno estadounidense en el país andino, al que acusó directamente de "influir y apoyar a unos en contra de otros".

"Mientras sigan manteniendo la actitud de que aquí tienen que influir y apoyar a unos en contra de otros, meterse en el ámbito ideológico y cultural, no va a haber buenas relaciones", auguró el vicepresidente boliviano en una entrevista al diario 'La Prensa' publicada este domingo.

Ante esta actitud del Gobierno estadounidense, García Linera consideró que "lo mínimo" que el Gobierno de Evo Morales puede hacer es mantener una "sana y soberana distancia" respecto a Washington "como país que se respeta a sí mismo". El vicepresidente lamentó que la política de "muy buena voluntad" de Morales se ha pagado "con otra moneda" desde la Casa Blanca.

Washington y La Paz esperan zanjar sus desavenencias con el acuerdo que ambos gobiernos preven firmar en noviembre para restablecer sus relaciones diplomáticas, después de que éstas volvieran a vivir otra vuelta de tuerca en septiembre de 2008 con la expulsión de sus respectivos embajadores.

Bolivia acusó entonces al embajador estadounidense, Philip Goldberg, de impulsar un complot contra el Gobierno de Morales. La Paz también acusó a la agencia estadounidense antinarcóticos, la DEA, de promover el narcoterrorismo en territorio boliviano, motivo por el que expulsó al organismo del país.