22 de septiembre de 2007

Bolivia.- EEUU muestra su malestar por el acercamiento entre Bolivia e Irán

LA PAZ, 22 Sep. (EP/AP) -

El embajador estadounidense en Bolivia, Philip Goldberg, expresó hoy al presidente boliviano, Evo Morales, la preocupación de Washington por el acercamiento entre La Paz e Irán.

"He hablado con el Gobierno boliviano para expresar nuestra política, que es la política de la mayoría de los países del mundo y ojalá (Morales) tome la misma postura", declaró el diplomático tras su encuentro con el mandatario.

Bolivia a Irán firmaron el 6 de septiembre un acuerdo para establecer relaciones diplomáticas. El acuerdo fue rubricado en Teherán por los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países, Manuchehr Mottaki, de Irán, y David Choquehuanca, de Bolivia.

Ayer viernes llegó a La Paz una primera misión empresarial iraní para estudiar un programa de cooperación y de transferencia tecnológica en el área productiva. El Gobierno iraní también ha prometido a Bolivia cooperación en el ámbito energético, ya que el país andino posee la segunda mayor reserva de gas natural de Sudamérica, sólo por detrás de Venezuela.

Goldberg solicitó a Morales la reunión "para hablar francamente sobre el estado de las relaciones" entre los dos países, pero no entró en detalles porque dijo que prefiere mantener en reserva lo conversado.

"Los bolivianos saben bien nuestra preocupación, nuestra postura, que no es sólo nuestra sino del mundo entero. Nosotros consideramos que Irán es un patrocinador del terrorismo en el mundo y que tiene que cumplir los requisitos de la comunidad internacional sobre su programa nuclear", indicó.

La misión iraní que está en Bolivia realizará trabajos de evaluación para analizar los requerimientos de las microempresas en los departamentos de Tarija, Cochabamba y La Paz, explicó ayer la ministra de Producción y Microempresa, Celinda Sosa. El apoyo del sector empresarial iraní "es incondicional", señaló. El Gobierno de Morales ya recibió este año una dotación de tractores de fabricación iraní a través de Venezuela para su programa agrario.

La reunión entre Morales y Goldberg tuvo lugar unos días después de que el gobernante declarará públicamente que Bolivia "no rendirá cuentas a nadie" por su política antidroga, tras conocerse la evaluación anual que realiza Washington sobre la cooperación de las naciones a la guerra contra el narcotráfico.

Según la evaluación estadounidense la "cooperación boliviana (a la lucha antidroga) ha sido desigual" desde que el líder indígena del Movimiento al Socialismo (MAS) accediera al poder.