11 de junio de 2008

Bolivia/EEUU.- Sánchez Berzaín podría perder el beneficio de asilo indefinido en EEUU cuando sea acusado formalmente

LA PAZ, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Defensa boliviano, Carlos Sánchez Berzaín, que tiene asilo indefinido en Estados Unidos desde el mayo del año pasado, perderá este beneficio si es acusado formalmente por la comisión de delitos, según señala la carta remitida por el Departamento Federal de Seguridad Interna en Miami.

"Usted ha sido beneficiado como asilado en Estados Unidos por un tiempo indefinido, sin embargo el estatus de asilo no le da el derecho de permanecer de forma permanente en el país", reza la nota según informa la Agencia Boliviana de Información.

"El estatus de asilo puede terminar si usted no tiene más un temor fundado de persecución a causa de cambios fundamentales a las circunstancias en las que obtuvo la protección de otro país, o haya cometido ciertos delitos o esté involucrado en otras actividades que lo hagan inelegible para tener el estatutos de asilo en Estados Unidos", menciona la nota remitida a Sánchez Berzaín, a través de los Servicios Federales de Inmigración y Ciudadanía.

El ex ministro de Defensa está acusado en Bolivia por crímenes de lesa humanidad y genocidio por la masacre de octubre de 2003 en la cual murieron 65 personas y 400 quedaron heridas. Otras nueve víctimas fallecieron en los meses siguientes por las graves secuelas de sus severas lesiones.

En 2003, los efectivos militares por orden de Sánchez Berzaín y Sánchez de Lozada arremetieron contra los ciudadanos de El Alto que se movilizaron en defensa de los recursos naturales y para evitar la exportación del gas a Estados Unidos por un puerto Chileno.

Tras las muertes, y en vista de que la presión ejercida por los alteños se extendía a otros niveles, el entonces presidente se vio obligado a poner su cargo a disposición del Congreso Nacional y posteriormente se fugó de Bolivia junto a Sánchez Berzaín hacia Estados Unidos.

Desde ese momento, la ciudadanía de El Alto, junto a los familiares de las víctimas, clama por justicia, y ante el conocimiento del asilo otorgado a Sánchez Berzaín, las organizaciones alteñas volvieron a movilizarse el pasado lunes y en la puerta de la embajada de Estados Unidos en Bolivia.

Sánchez Berzaín con su estatus de asilado en Estados Unidos tiene beneficios como el permiso de trabajo en ese país, asilo derivativo, tarjeta de seguridad social, asistencia y servicios a través de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, asistencia de trabajo, ajuste del estatus (para residencia permanente después de un año permanencia), salida de Estados, cambio de dirección, entre otros.