17 de mayo de 2006

Bolivia/EEUU.- El vicepresidente de Bolivia se reúne a finales de junio en Washington con autoridades de EEUU y Colombia

En el encuentro García buscará analizar la situación del mercado de la soja boliviana que definirá el TLC entre estos dos países

LA PAZ, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García, se reunirá a finales de junio en Washington con autoridades de la Casa Blanca y del Gobierno colombiano para analizar la situación del mercado de la soja que definirá el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países, confirmó la viceministra boliviana de Economía, María Luisa Ramos.

Concretamente en este encuentro, García Linera pedirá a las autoridades estadounidenses que durante los próximos "cinco o diez años" no se "perjudiquen" con el futuro TLC entre Estados Unidos y Colombia las exportaciones de soja boliviana a este país sudamericano, que ascienden a 500.000 toneladas anuales y representan un ingreso de 170 millones de dólares, según explicó Ramos.

Aunque la viceministra boliviana explicó ayer martes que el viaje servirá "exclusivamente para hablar de la soja", no descartó que en el encuentro se pueda continuar con la negociación sobre la vigencia de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas (Atpdea, siglas en inglés), que culmina este año, según informó la agencia oficial de noticias ABI.

Los vicepresidentes y ministros de Exteriores de Bolivia y Colombia buscan, desde marzo pasado, una reunión con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, para analizar la posibilidad de un acuerdo entre los tres países en relación ala Atpdea.

LA SOJA BOLIVIANA Y EL TLC

El TLC Estados Unidos-Colombia podría acarrear graves problemas para las exportaciones bolivianas de soja y sus derivados, que fueron colocados en el grupo de productos que recibirán desgravación arancelaria a corto plazo.

Bolivia busca que la soja sea objeto de desgravación en el mayor plazo posible, a fin de permitir a los productores bolivianos, el tiempo necesario para ajustarse a las nuevas circunstancias.

La Comunidad Andina de Naciones (CAN) pidió a Estados Unidos que tenga en cuenta que los cultivos de soja en el oriente boliviano han reemplazado en gran medida a los de coca, por lo que se contribuyó en cierto modo a la lucha contra el narcotráfico.

En las negociaciones ya finalizadas del TLC Perú-Estados Unidos, se logró colocar el aceite refinado de soja en el grupo de productos que recibirán descuentos en los aranceles en diez años y se ha otorgado una cuota reducida frente a lo que eran las expectativas iniciales norteamericanas.

El Gobierno de Evo Morales considera que ese antecedente permite anticipar que se podría obtener resultados similares en las negociaciones en curso del TLC con Colombia.