17 de marzo de 2007

Bolivia/España.- La Embajada de España pide disculpas a Bolivia por las incomodidades de concejales en Barajas

LA PAZ, 17 Mar. (EP/AP) -

La embajada de España en Bolivia pidió ayer disculpas al Gobierno boliviano por las incomodidades que sufrieron cuatro ediles que fueron retenidos en el aeropuerto de Barajas, Madrid, al ser confundidos recientemente con inmigrantes ilegales.

"No hubo mal trato, pero hemos pedido disculpas al Gobierno por lo que ha pasado con concejales de las alcaldías de La Paz y Sucre", informó a la prensa el embajador español, Francisco Montalbán.

Los cuatro concejales, entre ellos el presidente del Consejo Municipal de La Paz, Luis Revilla, fueron invitados a participar en un encuentro auspiciado por el ayuntamiento madrileño la semana pasada, y denunciaron malos tratos de funcionarios de migración en el aeropuerto de Barajas donde fueron retenidos durante cinco horas.

Miles de bolivianos realizan estos días largas filas y hasta duermen junto a las oficinas de migración para lograr un pasaporte y un billete aéreo hacia España. El 1 de abril entrará en vigor la exigencia de visado para los ciudadanos de este país que pretenden ingresar en la Unión Europea.

En una rueda de prensa ofrecida ayer, el embajador de Alemania, Erich Riedler, anunció, junto a sus colegas europeos, las nuevas exigencias que impondrán 15 de las naciones de la Unión, como, por ejemplo, un seguro médico con una cobertura por 30.000 euros.

"El problema principal es nuestro miedo a la migración ilegal", aseguró Riedler, quien precisó que no tienen "nada contra los visitantes ni con los turistas". "Parece que algo que no fue problema en el pasado, en quince meses se ha convertido en un problema más grande", agregó.

España es en el principal destino de miles de bolivianos que buscan un empleo. Según el Gobierno más de 400.000 ciudadanos de Bolivia viven en ese país.

En los últimos días la demanda de pasaportes creció hasta mil por día y las autoridades han denunciado que el documento se vende ilegalmente hasta alcanzar un valor equivalente al 500 por ciento del real.

La Dirección de Aeronáutica Civil anunció el viernes que autorizó a operar hasta siete vuelos semanales a cada una de los dos aerolíneas nacionales que realizan viajes a España para atender la demanda de billetes.

Entre el 20 de febrero y el 9 de marzo la Agencia europea para la Protección de las Fronteras (Frontex), prohibió a más de 2.000 sudamericanos la entrada a ocho aeropuertos de Europa, de los cuales 900 eran bolivianos, según recoge la prensa.