13 de octubre de 2006

Bolivia/España.- El empresario sevillano absuelto de asesinato pedirá permiso especial para viajar a casa en Navidad

SEVILLA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El empresario sevillano Javier Villanueva, absuelto de los cargos que se le imputaban por el asesinato en Bolivia de la fiscal antidroga Mónica Von Borries, solicitará a la Justicia boliviana un permiso especial para pasar la Navidad en España a la espera de que las instancias judiciales resuelvan el recurso de apelación formulado por Villanueva contra la orden de arraigo que pesa sobre él y que le impide abandonar el país, pues la Fiscalía había recurrido la sentencia absolutoria.

Francisco Villanueva, padre del empresario, informó a Europa Press de que éste ha sido un reciente acuerdo alcanzado entre su hijo y los abogados que representan sus intereses jurídicos, partiendo de la demora en la resolución de la apelación ya presentada contra la citada orden de arraigo. Así, y como ya avanzó Diario de Sevilla, la intención del empresario es viajar a España por Navidad si finalmente la Justicia boliviana le concede autorización.

El pasado 13 de marzo, Villanueva quedó en libertad sin cargos tras el veredicto unánime de inocencia alcanzado por el jurado que enjuició el caso en Bolivia por el asesinato de la fiscal antidroga Mónica Von Borries.

No obstante, después de que la Fiscalía recurriese el fallo, Villanueva apeló contra la orden de arraigo que le impide abandonar el país, aunque tal recurso ha ido pasando por varias salas de vocales a raíz de la recusación de las instancias judiciales a consecuencia de vínculos con el padre de la víctima, Jorge Von Borries.

Villanueva presentó el recurso de apelación contra la orden de arraigo dictaminada por los jueces y por la que se le impide abandonar el país boliviano. La apelación, según éste, se presentó bajo el argumento de que, una vez que fue absuelto por el tribunal del jurado, "deben suspenderse todas las medidas personales" impuestas contra su persona.

Así, recordó que la medida de arraigo que le fue impuesta es "ilegal completamente" pues, según el artículo 364 del nuevo Código de Procedimiento Penal de Bolivia, "cuando se dicta una sentencia absolutoria, debe decretarse la libertad del imputado en el acto, la cesación de todas las medidas cautelares personales y se fijarán las costas (...) La libertad se ordenará aún cuando la sentencia no esté ejecutoriada y se cumplirá directamente desde la Sala de la Audiencia".