21 de octubre de 2015

Evo Morales bate récord de permanencia en la Presidencia de Bolivia

Recalca que tiene "mucha fuerza para seguir avanzando", dejando la puerta abierta a la reelección

LA PAZ, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha batido este miércoles el récord de permanencia en el cargo y ha aprovechado este histórico momento para reiterar que tiene "mucha fuerza para seguir avanzando" en un mensaje velado al Congreso, que se dispone a debatir su reelección.

Este 21 de octubre Morales cumple 9 años, 8 meses y 26 días en el Palacio Quemado, un día más que Andrés de Santa Cruz, que llevó las riendas del país andino desde el 24 de mayo de 1829 hasta el 17 de febrero de 1839 y que hasta ahora ostentaba este récord personal.

Los historiadores cuestionan la fecha elegida por Morales porque De Santa Cruz renunció a la Presidencia de Bolivia el 17 de febrero, sin embargo, el Gobierno sostiene que la dimisión se oficializó con un decreto del 21 de febrero elaborado ya desde su exilio en Perú.

La hazaña de Morales se ciñe a la duración de mandatos consecutivos, ya que el presidente boliviano que más tiempo se mantuvo en el poder fue Víctor Paz Estenssoro, que estuvo 12 años, 6 meses y 25 días en cuatro periodos no consecutivos.

"Hoy día estamos haciendo historia batiendo el récord del Gobierno de Andrés de Santa Cruz", ha destacado Morales en una ceremonia solemne que ha celebrado, arropado por todos sus ministros, en el complejo arqueológico de Tiwanaku.

"Es histórico e inolvidable", ha subrayado, destacando que no se trata de un logro personal, sino del resultado de "la consciencia política y social". "Quiero agradecerles por ello", ha dicho, en declaraciones recogidas por la prensa boliviana.

REPASO DE UNA DÉCADA

Morales ha repasado los logros de su Gobierno en estos casi diez años, destacando el desarrollo conseguido gracias al crecimiento económico alcanzado con las nacionalizaciones y al posicionamiento de Bolivia en la esfera internacional.

En el ámbito económico, ha resaltado que, desde su llegada a la Presidencia las reservas internacionales han pasado de 1.700 millones de dólares a 15.000 y el PIB ha engordado 24.000 millones de dólares, desde los 9.000 a los 33.000.

Además, ha afirmado que Bolivia "ha agendado en el mundo" con "los derechos de la Madre Tierra" y las políticas sociales, además de la demanda presentada contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para conseguir una salida soberana al océano Pacífico.

HACIA LA REELECCIÓN

Morales ha aprovechado este contexto inédito para recalcar que sigue con "mucha fuerza para seguir avanzando para garantizar la liberación definitiva de Bolivia y aportar con nuestra experiencia a todo el mundo". "Ese es nuestro gran deseo", ha confesado.

La semana pasada el líder izquierdista ya proclamó que aún se sentía "con fuerza" para "seguir gobernando por el bien del pueblo boliviano", al tiempo que enfatizó que, en cualquier caso, su continuidad en el cargo "será la voluntad del pueblo boliviano".

El 17 de septiembre los movimientos sociales que sirven de base al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) introdujeron en el Congreso un proyecto de ley para que Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, "puedan ser reelectos por dos veces de manera continua".

Actualmente la Constitución boliviana solo permite que el presidente y el vicepresidente puedan ser "reelegidos de manera continua por una sola vez", lo que deja al líder indígena sin opciones de cara a los comicios de 2019.

Morales llegó al poder en 2006, convirtiéndose en el primer presidente indígena de Bolivia. En enero de 2009 reformó la Constitución y en diciembre de ese mismo año fue reelegido en el cargo, la primera vez al amparo de la nueva norma fundamental, lo que le permitió revalidar el cargo en 2014.

Sin embargo, el límite de una reelección consecutiva establecido en la Carta Magna impide que Morales pueda prolongar su mandato sin que aún haya un sucesor claro para el carismático dirigente, algo que "le quita el sueño", según confesó él mismo.

De aprobarse, la enmienda constitucional permitiría a Morales no solo presentarse a las elecciones de 2019, sino también a las siguientes, ya que --tal y como pasó en 2009-- sus anteriores mandatos no serían tenidos en cuenta.

Para leer más