12 de septiembre de 2008

Bolivia.- Evo Morales convoca a los prefectos opositores a un diálogo para frenar la ola de violencia

LA PAZ, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, convocó "una vez más" a los prefectos opositores del Consejo Nacional Democrático a un diálogo "sin condiciones ni imposiciones" para frenar la ola la violencia y saqueos en varias regiones del país.

Morales afirmó que en el diálogo "manda razones y no imposiciones" mientras qel viceministro de Descentralización y Autonomías, Fabián Yaksic, precisó que la convocatoria se ha hecho por carta al prefecto Mario Cossío, quien puede servir como interlocutor.

"En este momento el ministro de la Presidencia ha enviado cartas a los prefectos para que hoy mismo estén en La Paz para iniciar el diálogo. En el diálogo mandan razones y no hay imposiciones", aseguró el presidente.

Morales expresó en esa línea su disposición a que en el diálogo no solamente participen los prefectos sino también los alcaldes, los sectores sociales, organizaciones cívicas, sindicales y entidades colegiadas como garantes.

"Posiblemente como presidente esté equivocado, pero que sean las organizaciones cívicas y sociales, que las instituciones colegiadas sean nuestro mejor juez para saber quién es el que se equivoca, para saber quién es el ambicioso y quién está equivocado", precisó.

Morales Aamentó que los prefectos de Pando, Leopoldo Fernández; de Beni, Ernesto Suárez Sattori; de Tarija, Mario Cossío; de Santa Cruz, Rubén Costas; y de Chuquisaca, Savina Cuellar, "se llenan la boca de la urgencia del diálogo pero no participan e imponen sus caprichos".

"Cuando algunos prefectos tienen propuestas bajo la manga es imposible entendernos, pero cuando pensamos en Bolivia, cuando apostamos por transformaciones profundas en democracia sí es posible entendernos y unirnos para servir mejor al pueblo", añadió.

Por último, recordó que antes del referéndum revocatorio del 10 de agosto el ahora revocado prefecto de Cochabamba generaba violencia y confrontación junto a un Comité Cívico pagado, pero tras ser revocado "por la conciencia del pueblo" hay paz y tranquilidad en Cochabamba.