5 de enero de 2006

Bolivia.- Evo Morales creará una "comisión jurídica" para investigar presuntas irregularidades en el caso de Villanueva

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, anunció esta mañana en Madrid su intención de poner en marcha una "comisión jurídica" que investigue presuntas irregularidades en el caso del ciudadano español Javier Villanueva, que se encuentra bajo arresto domiciliario en el país andino acusado del asesinato de una fiscal en febrero de 2004.

"A veces en algunos casos hay chivos expiatorios, por lo que voy a abrir una comisión jurídica para investigar presuntas irregularidades en este caso", afirmó Morales en rueda de prensa en el hotel donde se hospeda en Madrid en su breve pero intensa visita a España que cierra hoy con un encuentro con Gaspar Llamazares y los líderes sindicales.

Hace unos días Villanueva denunció el trato "inhumano" que está pasando durante su libertad condicional al tener ocho policías en su domicilio de Santa Cruz. Cuatro se encuentran en el interior de su apartamento "de 29 metros cuadrados" en el que vive con su novia y los restantes están apostados en la calle 'vigilándome de no sé qué'.

El comienzo del juicio está previsto para el próximo 16 de enero cuando tendrá lugar la vista oral contra el empresario sevillano, que ha pasado más de un año y medio encarcelado en el penal de Palmasola acusado del asesinato con un coche bomba de la fiscal antidroga Mónica Von Borries.

En declaraciones a Europa Press, Villanueva señaló asimismo que el día 9 de enero se llevará a cabo la audiencia para la elección del Tribunal Ciudadano -lo que en España se conoce como jurado popular-, que será quien pronuncie el veredicto sobre la inocencia o la culpabilidad del ciudadano español.

Javier Villanueva está acusado de pertenecer a una organización criminal liderada por el ciudadano italiano Marco Marino Diodato. A pesar de reiterar en varias ocasiones su inocencia, admitió su culpabilidad tras ser sometido a torturas y vejaciones, según sigue sosteniendo la familia.

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Waldo Albarracín, publicó un informe a principios de julio de 2004 que reconocía irregularidades en el proceso de encarcelamiento, como que estuvo perdido durante cuatro horas desde su detención y que el médico de la prisión en la que está encarcelado detectó síntomas de tortura en su cuerpo.