14 de septiembre de 2007

Bolivia.- Evo Morales denuncia el chantaje de algunas petroleras y les invita a dejar el país si no cambian

LA PAZ, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, volvió a cargar las tintas contra las empresas petroleras extranjeras, a la que acusa de chantajear al Gobierno, ante lo cual les invitó a abandonar el país si no cambian.

"Quiero decirles con mucha dignidad, fuerza y valentía a las transnacionales que si siguen utilizando a dirigentes ya sean sindicales o cívicos para oponerse a los cambios y evitar cumplir sus compromisos, que tienen su tiempo limitado en el país", afirmó.

Morales denunció el "chantaje" de algunas petroleras extranjeras que presumiblemente mueven con dinero a algunos sectores para oponerse a los cambios y eludir sus compromisos, según informa la prensa de La Paz.

Así, explicó que en el marco del proceso de la nacionalización de hidrocarburos todavía hay negociaciones en marcha en las que "hay chantajes". "Bolivia, por más que sea un país pobre, está obligada a hacer respetar las normas y su dignidad", señaló.

Morales dijo que algunas autoridades le pidieron la concreción del gasoducto Carrasco-Cochabamba y aunque no estuvo muy de acuerdo, porque hubiera preferido que sea YPFB quien tenga a su cargo el tendido del nuevo ducto, tiene la obligación de atender esa demanda.

"A veces es difícil entendernos con las transnacionales que quieren invertir, pero si tuviéramos disponibles 89,9 millones de dólares, qué mejor que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) ingrese en la construcción de este gasoducto", insistió.

El presidente Morales recordó que lo que prometieron durante la campaña electoral de fines de 2005, como Gobierno se está cumpliendo, es decir, por ejemplo, se nacionalizaron los hidrocarburos y se recuperaron las refinerías para el Estado.