10 de mayo de 2007

Bolivia.- Evo Morales ratifica a los dos ministros que fueron censurados por el Senado

LA PAZ, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó hoy a los dos diputados que fueron censurados esta madrugada por el Senado por su "política errática" con respecto a los refugiados que llegan a este país.

De esta manera, Morales rechazó la renuncia presentada a través de una carta por el ministro de Exteriores, David Choquehuanca, y el de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, tras conocer la decisión de los parlamentarios, que en su mayoría son miembros del partido opositor.

Morales alegó en un encuentro con periodistas que este tipo de mociones de censura intentan "perjudicar el proceso de cambio que vive Bolivia". Hace unos meses, los legisladores ejecutaron la misma medida para los ministros de Hidrocarburos y del Interior, las cuales, en su momento fueron rechazadas por Morales.

Según determina la ley boliviana, el Senado tiene la potestad de censurar a los miembros del Gabinete de Ministros, pero es el presidente de este país quien tiene la última palabra y determina si se hace efectiva o no la destitución.

A este respecto, Morales señaló que este censura representa una "condecoración y un premio por el buen trabaja y la transparencia" de estos funcionarios, y aseguró que estas acciones del Senado lo que pretenden es "asustar e intimidar" al Gobierno, pero "no será así".

"No tienen moral ni ética para hacerlo", dijo el mandatario boliviano al recordar que "semanas atrás intentaron ver cómo perjudicaban al país con los petrocontratos (los 44 convenios firmados con las empresas extranjeras, entre ellos la hispano-argentina Repsol YPF) y ahora tratan también de perjudicar censurando a los ministros", sostuvo.

En la sesión de ayer que culminó esta madrugada hora española, los senadores decidieron en ausencia del oficialismo censurar a Choquehuanca y a Quintana "por la injustificada presencia del peruano Walter Chávez en labores de asesoramiento al presidente Morales en el mismo Palacio Quemado".

Walter Chávez es solicitado por la justicia peruana por pertenecer al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y es culpado del delito de extorsión. Actualmente, goza del estatuto de refugiado político en Bolivia y hasta febrero de este año fue asesor de comunicaciones del Gobierno de Morales.