25 de febrero de 2006

Bolivia.- Un fiscal ordena la búsqueda y captura del representante de Repsol en Bolivia por el caso de contrabando

DOHA, 25 Feb. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) -

Un fiscal boliviano lanzó hoy sábado una orden de búsqueda y captura del representante de la compañía petrolera Repsol-YPF en el país andino, Julio Gavito, por el caso del presunto contrabando de 230.000 barriles de crudo entre junio de 2004 y junio de 2005, según informaron fuentes diplomáticas españolas.

La Embajada española está haciendo gestiones ante las autoridades de La Paz para mostrar "preocupación" por este caso que, en opinión, del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, "no contribuye a mejorar las relaciones" hispano-bolivianas.

Esta preocupación expresada por la Embajada se ha hecho dentro del "absoluto respeto a la independencia del sistema judicial boliviano", indicaron las citadas fuentes. La Aduana Nacional de Bolivia presentó esta semana una denuncia contra Andina, filial de la petrolera hispano-argentina Repsol YPF, por el citado presunto contrabando de unos 230.000 barriles de crudo por valor de 9,2 millones de euros (unos 7,7 millones de euros), así como la supuesta falsificación de documentos aduaneros.

Así lo confirmó el presidente la Aduana Nacional, Ricardo Alba, quien afirmó en un comunicado que el informe final del proceso de fiscalización a las exportaciones de petróleo entre junio de 2004 y julio de 2005 establece que hay "indicios de presunta comisión de delito de contrabando" de la petrolera Andina.

Además, aseguró que la Aduana Nacional envió oficialmente a Andina una copia del informe final en el que se establece la falsificación de documentos aduaneros, y anunció que presentará una denuncia de estos presuntos delitos al Fiscal Adscrito a la Aduana en el Distrito de Santa Cruz "para iniciar el proceso penal correspondiente".

Ante estas acusaciones, fuentes de la petrolera que preside Antonio Brufao aseguraron a Europa Press hace una semana que su filial Andina cumplió con la legalidad vigente en las exportaciones de crudo realizadas en Bolivia entre 2004 y 2005, con el pago de los impuestos y la presentación de los documentos correspondientes.

Andina, participada a partes iguales por Repsol YPF y el Estado boliviano, "ha pagado los impuestos correspondientes en todo momento y nunca ha existido alteración de documentos ni dolo", aseveró la petrolera, tras recordar su vocación de permanencia en el país y su voluntad de cooperar con el Gobierno para "encontrar fórmulas que permitan seguir avanzando en el bienestar de la sociedad boliviana".

Esta denuncia fue el segundo revés contra Repsol YPF desde que el pasado 21 de enero Evo Morales asumió el poder en el país andino. El primero fue por la inscripción a nombre del Estado boliviano de las reservas que la petrolera tenía a su nombre en varias bolsas internacionales, anunciada por el Ministerio de Hidrocarburos.