7 de julio de 2006

Bolivia.- La Fiscalía investiga denuncias de corrupción interpuestas contra el presidente interino de YPFB

LA PAZ, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Público de Bolivia investiga las denuncias anónimas realizadas contra el presidente interino de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Jorge Alvarado, a quien se acusa de haber participado en la reincorporación de ex trabajadores de la estatal petrolera en 2004, cuando era diputado nacional, e incluso de haber recibido comisiones ilegales por ese trámite.

Las denuncias aseguran que el 20 de enero del año 2004 se realizó una colecta "de los aportes de los Compañeros que están en la lista del convenio firmado con las autoridades de YPFB y Parlamentarios para su reincorporación", de la que se recaudaron unos 20.000 dólares

"Dinero que le entregara Mario Moscoso para que les haga entrega, a los señores Jaime Rivero, Luis A.Roca Rivero, Juan C.Chahin y a Jorge Alvarado para que agilicen las reincorporaciones con prioridad a la empresa", afirma un documento privado que lleva las firmas de Jorge Cárdenas Cárdenas, como la persona que entregó el dinero; Mario Moscoso Zenteno, que firma como quien recibió el dinero y Zaida Peña como testigo de esa transferencia monetaria.

En una entrevista concedida al rotativo local 'El Diario', el presidente interino de YPFB reconoció haber realizado esos trámites con los ex trabajadores y también la voluntad de posibilitar su reincorporación. No obstante, negó haber recibido dinero alguno por los mismos y calificó esa transacción de "falsa".

Alvarado considera que se trata de una denuncia que pretende "mellar su actual desempeño" al frente de la estatal petrolera y aseguró que en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra se está llevando a cabo una exhaustiva investigación a cargo del Ministerio Público, que determinará quienes son los responsables de esta denuncia.

En diciembre de 2003, cuando Alvarado Rivas era diputado nacional por el departamento de Cochabamba, participó en algunas reuniones donde se consideraba la reincorporación de un centenar de trabajadores de la estatal petrolera que habrían sido despedidos de manera "injusta".

La Central Obrera Boliviana (COB) comenzó a elaborar una lista de las personas que fueron despedidas entre los años 2002 y 2003 y que estaban siendo representados por el Alvarado. "En dichas conversaciones se había llegado a un acuerdo de reincorporar a ciertas personas e inclusive, se había firmado un compromiso", indicó el actual presidente de YPFB.

Posteriormente, "a través de una reunión fijada entre el presidente ejecutivo de YPFB, Jaime Barrenechea, y el diputado Antonio Peredo Leigue, de la bancada del MAS (Movimiento Al Socialismo), se conoció que el grupo dirigido por el señor Moscoso no reunía a la integridad de los trabajadores despedidos en gestiones anteriores", reza un acta de reuniones de la COB con fecha del 30 de diciembre de 2003.