11 de junio de 2008

Bolivia.- Fracasa el diálogo entre oposición y oficialismo en Bolivia, lo que abre las puertas al referéndum revocatorio

LA PAZ, 11 Jun. (Reuters/EP) -

El diálogo entre la oposición y el oficialismo en Bolivia fracasó hoy, lo que abre las puertas al referéndum revocatorio del mandato del presidente de Bolivia, Evo Morales, y de los prefectos (gobernadores) departamentales para salir de la crisis política, informó hoy un ministro del Gobierno.

Ganar el referéndum revocatorio, fijado para el 10 de agosto, es el mayor desafío del Gobierno de Evo Morales, cuyo plan de "refundación" indigenista social se ha visto ensombrecido por la oposición, de tintes conservadoras.

El diálogo, se vio opacado cuando ayer la segunda fuerza de la oposición, Unidad Nacional, dirigida por Samuel Doria Medina, anunció que se retiraba.

Además, de forma casi simultánea, el único prefecto regional no oficialista que tomaba parte en la negociación, también anunció su retirada. "No hay marcha atrás en el revocatorio convocado para el 10 de agosto", dijo en rueda de prensa el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Ante la decisión de la opositora Podemos de poner en marcha un proceso revocatorio que había sido dejado de lado a principios de año, "ahora son los ciudadanos que en última instancia decidirán si los mandatarios son ratificados, esta decisión es irreversible", agregó.

La consulta nacional en la que será decidida la continuidad o no del presidente Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera, se realizará simultáneamente con referendos revocatorios de los mandatos de los prefectos, la mayoría opositores, de los nueve departamentos de Bolivia.

Analistas políticos consideran que Morales hizo una apuesta muy arriesgada al aceptar el referéndum, pero podría resultar fortalecido si logra continuar en el cargo y si además ve caer a algunos de los prefectos opositores que le han complicado la gestión gubernamental en el último año.

El fracasado diálogo comenzó hace dos semanas y buscaba una vía de solución para compatibilizar la nueva Constitución y los estatutos de autonomía aprobados ya en el departamento oriental de Santa Cruz, motor económico del país, y otros dos distritos, en referendos no autorizados por el Gobierno.

El cuarto y último de esos referendos de autonomía está anunciado para el 22 de junio en el distrito sureño de Tarija, donde están las mayores reservas de gas del país, vitales para atender compromisos de exportación a Argentina y Brasil.

"No hay señales claras del Gobierno. Con este diálogo nos quieren mamar (engañar), nos están mamando (engañando)", lamentó Doria Medina el martes al anunciar el fin del diálogo.

La alianza derechista Podemos y los prefectos opositores reiteraron que buscarían un diálogo con el Gobierno sólo después del referendo autonómico de Tarija.