22 de enero de 2008

Bolivia.- García Linera se felicita por el acercamiento a los prefectos y cree que existe "una sola visión de Estado"

LA PAZ, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aseguró que el diálogo iniciado entre el Ejecutivo boliviano y los prefectos de la denominada "media luna ampliada" ha confirmado que en Bolivia hay "una sola visión de Estado" y que la crisis política tiene solución si ambas partes expresan su buena disposición.

García Linera explicó que tras casi dos años de distanciamiento entre el Gobierno y los opositores de Beni, Pando, Tarija, Santa Cruz y Cochabamba, se llegó a la conclusión de que la única diferencia que hay entre las partes es que ambas pretenden concretar sus propias demandas primero.

En ese marco, García Linera declaró que la acción política en Bolivia tiene cuatro pilares. El primero de ellos establece que el Estado juega un papel protagonista en la economía de Bolivia. El segundo, que la redistribución de la riqueza nacional debe beneficiar a todos los sectores, fundamentalmente los más excluidos y olvidados en las últimas décadas. El tercero, la igualdad entre pueblos, culturas, idiomas, colores, gustos, vestimentas de Bolivia y el derecho de los pueblos indígenas. El último pilar sería que la distribución territorial del poder es la forma autonómica del Estado nacional.

El vicepresidente aclaró que los cuatro puntos, que no cuestionaron los prefectos, "definen la política en Bolivia" y que han sido reafirmados por el presidente, Evo Morales, y por los prefectos, lo que marca que hay un "núcleo de acuerdos sustanciales".

Sin embargo, manifestó que sí hay diferencias en la búsqueda de la implantación de esos cuatro puntos, como la aplicación inmediata de las autonomías departamentales y el reconocimiento de los derechos indígenas, pero que no son diferencias estructurales, informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

García Linera cree que las tres reuniones realizadas desde el 7 de enero entre las partes han permitido limar las diferencias y abrir un espacio de diálogo que debe ser permanente entre el Gobierno y los departamentos, porque "en Bolivia existe una sola visión de Estado".