15 de enero de 2007

Bolivia.- El gobernador de Cochabamba teme que la crisis entre oficialistas y opositores origine una "guerra civil"

Unas 10.000 personas continúan con las manifestaciones y amenazan con bloquear nuevamente la ciudad

COCHABAMBA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El prefecto (gobernador) del departamento de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, manifestó hoy su preocupación ante la posibilidad de que el conflicto provocado por los grupos oficialistas una "guerra civil".

Reyes Villa, quien se encuentra refugiado en el departamento de Santa Cruz desde la semana pasada, responsabilizó al presidente boliviano, Evo Morales, de la crisis que comenzó hace más de una semana en la que los manifestantes del partido de Gobierno Movimiento al Socialismo (MAS) piden a la fuerza su renuncia, informó la prensa local.

"Yo no voy a permitir que se enfrente mi pueblo en Cochabamba, yo no seré el autor de una guerra civil en el país", expresó el prefecto de Cochabamba, quien fue elegido en diciembre de 2005 para una gestión de cinco años.

Así, aclaró que los argumentos que usa Morales para apoyar a los manifestantes al decir que Reyes Villa fomenta la autonomía de Cochabamba y Santa Cruz forma parte de una estrategia del Gobierno para destituir a los funcionarios de la oposición. "Hoy no sé que otras excusas existen y en realidad se trata de un golpe a la democracia", subrayó.

Por su parte, el viceministro de Coordinación, Alfredo Rada, insinuó en declaraciones a los medios de comunicación locales que ya no sería necesaria la renuncia del prefecto de Cochabamba porque su refugio en Santa Cruz se podría interpretar como un abandono del cargo.

Reyes Villa rechazó estas afirmaciones y aclaró que no regresará a la ciudad hasta que los grupos de manifestantes se replieguen y no retomen los actos de violencia callejeros que la semana pasada dejaron dos muertos y más de 100 heridos.

CONTINÚAN LAS MANIFESTACIONES

Por otro lado, unos 10.000 campesinos y cocaleros continuaron hoy con las manifestaciones pacíficas en la plaza '14 de mayo', donde indicaron que no dudan en reiniciar las protestas y bloqueos de la ciudad si la máxima autoridad de Cochabamba no presenta su renuncia y le da paso a un gobernador de la línea oficialista.

El dirigente cocalero y consejero departamental, David Herrera, informó que por los momentos los manifestantes están "tranquilos" procurando "mantener la calma", pero advirtió que "no se puede asegurar nada porque hay personas con los ánimos caldeados y deseo de revancha".

Por otra parte, 19 consejeros de los 24 que conforman el Consejo del Departamento de Cochabamba le solicitaron a Villas Reyes que convoque a una sesión de emergencia para hoy con el objetivo de buscar una salida legal y pacífica a la crisis, además de tratar otros temas de interés local.

El consejero, David Herrera, explicó que las normas establecen que las sesiones del consejo deben ser convocadas por el presidente del mismo que en este caso es el prefecto. De no proceder Reyes Villa a ésta solicitud, los consejeros quedan facultados a auto convocarse y aprobar resoluciones pasando por encima a la máxima autoridad.