15 de diciembre de 2010

Bolivia.- Un gobernador opositor a Evo Morales inicia huelga de hambre para evitar su destitución

LA PAZ, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de Tarija, Mario Cossío, opositor al presidente boliviano, Evo Morales, ha comenzado este miércoles una huelga de hambre para evitar su destitución en el marco de un juicio que el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) impulsa en su contra.

El fiscal Gilbert Muñoz imputó formalmente a Cossío la semana pasada de los delitos de incumplimiento de deberes y "conducta antieconómica" dentro del caso que ha sido denominado 'Imbolsur'.

Cossío ha acusado públicamente a Morales de propiciar estas acciones en la Asamblea Departamental de Tarija (sur), donde el opositor partido Camino al Camino cuenta con apenas 11 de los 30 legisladores.

El MAS, por su parte, ha apelado a la Ley Marco de Autonomías que establece que gobernadores y alcaldes "podrán ser suspendidos de manera temporal en el ejercicio de su cargo cuando se dicte en su contra acusación formal", para emprender acciones contra Cossío. De hecho, ya han nombrado como su sustituto al diputado Lino Condori.

Para Cossío las demandas en su contra son un "golpe de Estado" que Morales pretende llevar a cabo en Tarija, departamento boliviano que tiene millonarias reservas de gas, principal recurso natural de Bolivia.

La prensa local ha informado de que otros funcionarios de Tarija se han sumado a la huelga de hambre, pero no han precisado el número. En La Paz varios políticos de oposición han expresado su apoyo al todavía gobernador y han calificado este hecho como una "persecución política" del Gobierno de Morales.