8 de mayo de 2012

Bolivia.- El Gobierno afirma que los trabajadores sanitarios no tienen motivos para mantener la huelga

LA PAZ, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aseguró este lunes que los médicos y demás trabajadores del sector sanitario no tienen motivos para mantener la huelga indefinida que iniciaron a finales del pasado marzo porque el Gobierno ya ha suspendido el decreto que restablecía la jornada laboral de ocho horas en el sector.

"A los médicos, a las enfermeras, a los trabajadores, les decimos de manera muy franca, muy respetuosa: No tienen ningún motivo, compañeros, para mantener sus medidas de presión, no existe ningún motivo ni legal, ni institucional, ni orgánico", dijo García Linera en una rueda de prensa, según la Agencia Boliviana de Información.

El viernes pasado, el presidente boliviano, Evo Morales, anunció la "suspensión" del Decreto Supremo 1126, que eleva de seis a ocho la jornada laboral pero no reconoce los derechos consagrados en la Ley General de Trabajo, y planteó la celebración de una cumbre el próximo julio para debatir sobre la salud pública y decidir si la norma se restablece o se rechaza definitivamente.

El vicepresidente dio las gracias a los trabajadores del sector que están realizando su labor y calificó de "caprichosa, abusiva, criminal y política" la actitud de quienes no han abandonado la huelga aún. Estos últimos reclaman la anulación del decreto porque consideran que la ley no contempla la "suspensión" de una norma.

Pero García Linera insistió en que actualmente "no se aplica el decreto, no está en vigencia, se ha suspendido", y por eso todos deben abandonar el paro indefinido, que comenzó el 28 de marzo para los médicos y el 29 para los demás trabajadores sanitarios.

Por otro lado, el vicepresidente criticó la "abusiva" medida de presión y subrayó que la atención médica es un servicio que nunca se debe negar a la población. En este sentido, advirtió de que el Colegio Médico de Bolivia será el responsable si algún paciente fallece como consecuencia del paro.