12 de septiembre de 2008

Bolivia.- El Gobierno argentino respalda a Evo Morales en medio de la crisis

BUENOS AIRES, 12 Sep. (del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino volvió a respaldar hoy al presidente Evo Morales por el conflicto que se desarrolla en Bolivia, mientras la presidenta argentina, Cristina Fernández, se comunicó con sus contrapartes de la región para seguir de cerca la situación.

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, destacó la "vehemencia" del Ejecutivo argentino en la "defensa de la institucionalidad en Bolivia", al analizar que el de Morales es un "Gobierno elegido por la voluntad popular y uno tiene que acompañar de la mejor manera para que así se respete".

La presidenta argentina habló anoche con sus homólogos de Brasil, Lula da Silva, y de Chile, Michelle Bachelet, para analizar la situación en Bolivia y dar un firme respaldo a Evo Morales. Además, se analizó la posibilidad de que los cancilleres de Argentina y Brasil viajaran a La Paz, pero finalmente se postergó esa decisión.

En un comunicado, la Cancillería argentina apoyó al Gobierno de Morales "ante los graves hechos de violencia y sabotaje terrorista que se registraron en la hermana república de Bolivia, donde se han producido víctimas fatales, destruido bienes públicos y privados y afectado gasoductos que abastecen a países vecinos".

El Gobierno argentino hizo un llamamiento a los prefectos (gobernadores) bolivianos "a frenar los actos de violencia en sus respectivos departamentos" y convocó a los principales dirigentes políticos y sociales de ese país a que "eviten un agravamiento de la situación y retomen el diálogo, único camino posible para evitar mayores desencuentros entre los bolivianos de todas las regiones y de todos los sectores".

El comunicado "exhorta a la comunidad internacional a que se pronuncie a favor del respeto al orden constitucional y la integridad territorial de Bolivia, y a condenar las acciones violentas impulsadas por autoridades locales, así como todo intento exterior de buscar la desestabilización de gobiernos populares elegidos democráticamente, en elecciones libres y sin proscripciones en Sudamérica".

Bolivia experimenta una ola de violentas protestas contra el Gobierno que comenzaron en el departamento de Santa Cruz el martes pasado y se extendieron a Tarija el miércoles. Ayer la violencia llegó también a la ciudad de Cobija, capital del departamento de Pando, donde han muerto ocho personas.