10 de julio de 2012

Bolivia.- El Gobierno boliviano acepta dialogar con los indígenas del TIPNIS

LA PAZ, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Evo Morales ha aceptado dialogar con los manifestantes que marcharon hacia La Paz durante dos meses para rechazar la construcción de una carretera en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), informó el lunes el ministro de la Presidencia boliviana, Juan Ramón Quintana.

La fecha y el lugar del encuentro serán decididos por las autoridades del TIPNIS y los líderes regionales de la Confederación de Indígenas de Bolivia (CIDOB), indicó Quintana en una rueda de prensa en la que leyó una carta que el Gobierno envió a los nativos que protestan desde hace un año.

"Valoramos que este diálogo también se efectúe con las 13 organizaciones indígenas regionales que constituyen la CIDOB. Esta decisión nos parece acertada toda vez que su renuncia a la provocación y la violencia contra la policía cediera paso al diálogo esperado por el Gobierno", señala el texto.

Casi un millar de indígenas protagonizaron lo que se llama la IX marcha del indígena que comenzó hace dos meses en el departamento de Beni (norte) y culminó hace 15 días en La Paz. El principal objetivo es rechazar la construcción de una carretera en TIPNIS --una importante reserva natural-- y exigir soluciones a sus demandas para mejorar su calidad de vida.

Tras su llegada a la capital boliviana, se registraron intensas manifestaciones que provocaron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Hace unos días el Gobierno y los representantes de 45 comunidades que habitan en el TIPNIS alcanzaron un acuerdo para celebrar un referéndum sobre la construcción de la carretera, quedando pendiente la aprobación de más de una decena de comunidades que también viven en esa zona.

"Celebramos que quienes dirigen la IX marcha hayan comprendido lo que desde un principio planteó el Gobierno, esto es, la necesidad de abrir el diálogo directo con los legítimos sujetos del territorio", destaca la misiva leída por Quintana.

Una de las condiciones que ha impuesto el Ejecutivo de Morales a los dirigentes de la IX marcha del TIPNIS para poder iniciar el diálogo es reconocer a las comunidades del Consejo Indígena del Sur (Conisur) --que también habitan en el TIPNIS-- porque, de acuerdo a convenios y resoluciones firmadas en años anteriores, esta organización tiene "pleno y doble reconocimiento legal y legítimo".