8 de enero de 2007

Bolivia.- El Gobierno boliviano continúa presionando al gobernador de Cochabamba para que renuncie de su cargo

LA PAZ, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones políticas y sociales vinculadas al Gobierno de Evo Morales continúan ejerciendo presión sobre el prefecto (gobernador) del departamento de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, para que renuncie y permita que alguien relacionado con el oficialismo asuma el cargo.

Las manifestaciones de calle que comenzaron la semana pasada continuaron este lunes y se espera que otros grupos se sumen a la protesta que ha tomado las vías públicas de Cochabamba, informó la prensa local. El Gobierno boliviano no ha expresado apoyo directo a ésta solicitud de dimisión, pero reconoció que el Movimiento al Socialismo (MAS) -partido de Morales- está participando en estas acciones, según dijo a la prensa el portavoz presidencial, Alex Contreras.

En este sentido, el mandatario boliviano aseguró que la crisis en esta ciudad se debe al "error político" de Reyes Villa por apoyar públicamente en un cabildo abierto los deseos que tienen algunos políticos de la oposición por independizar al departamento de Santa Cruz, uno de los más importantes del país por su gran potencial económico.

Por su parte, Reyes Villa reiteró que no dejará su cargo y denunció a Morales de instigar estas protestas en su contra como una represalia por promover además la creación de un Gobierno autónomo en Cochabamba contrario a las pretensiones políticas oficialistas.

El prefecto de Cochabamba pertenece a un grupo de seis jefes de departamentos en Bolivia que han constituido un bastión de oposición a las medidas del Gobierno nacional y que han profundizado sus acciones ante el anuncio de Morales de designar un coordinador en cada una de estas regiones para que "controle" a los funcionarios.

Las organizaciones que piden la renuncia de Reyes Villa aseguraron que las acciones de calle continuarán hasta que el prefecto deje su cargo y ceda el paso a otro gobernador que "no se aleje de los intereses de Cochabamba".