6 de marzo de 2020

Bolivia.- El Gobierno boliviano esgrime el criterio de ACNUR para pedir límites a la actividad de asilados como Morales

La ministra de Exteriores de Bolivia acusa al expresidente de intentar "desestabilizar" a las actuales autoridades

Bolivia.- El Gobierno boliviano esgrime el criterio de ACNUR para pedir límites a la actividad de asilados como Morales
Evo Morales - CLAUDIO SANTISTEBAN/ZUMA WIRE/DP / DPA

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno interino de Bolivia ha instado a los países que han concedido asilo a antiguos dirigentes bolivianos a evitar que estos incurran en actos hostiles peligrosos para la estabilidad política, esgrimiendo una respuesta del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) que avalaría dicho criterio.

El Ministerio de Exteriores boliviano ha explicado en un comunicado que el 2 de enero consultó a ACNUR sobre el alcance de la protección de los refugiados en caso de que emitiesen opiniones políticas, después de cuestionar los discursos pronunciados desde México, primero, y Argentina, después, por el expresidente Evo Morales.

El 3 de marzo, ACNUR respondió a dicha consulta, para señalar que "la concesión de refugio o asilo no debe amenazar la soberanía, independencia política, integridad territorial y unidad nacional, o destruir la estabilidad política, económica o social de otro Estado, incluyendo el país de origen", según el texto difundido por el Ministerio boliviano.

Dicho documento plantea que el país de acogida sea "requerido a tomar medidas" cuando un refugiado "propaga la guerra o aboga por el odio nacional, racial o religioso que llega al nivel de constituir incitación a la discriminación, hostilidad o violencia".

El Ejecutivo de Jeanine Áñez ha hecho un llamamiento a los gobiernos que han concedido asilo a ciudadanos bolivianos para que tomen las "medidas pertinentes" para que estas personas no incurran "en actos hostiles que amenazan la estabilidad política de Bolivia" mediante "discursos subversivos que llaman a la violencia, al odio, a la discriminación y/o a la guerra".

CRÍTICAS A MORALES

La ministra interina de Bolivia, Karen Longaric, sí que ha señalado directamente a Morales, criticando su despliegue "falaz, inmoral y mentiroso" para "desestabilizar" al Gobierno de Áñez, que asumió el poder tras la crisis abierta por el presunto fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Según Longaric, la campaña de Morales a nivel internaiconal está "plagada de mentiras", pero tiene "aliados" que saben moverse perfectamente en las arenas internacionales, con una crítica específica a organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, según la agencia ABI.

"Hemos pedido de manera reiterada a la Organización de Naciones Unidas, a la Organización de Estados Americanos y a todos los organismos internacionales que antes de emitir una opinión (...), vengan (y) comprueben que en Bolivia hay un Estado de derecho pleno", ha añadido.