6 de mayo de 2008

Bolivia.- El Gobierno boliviano espera una respuesta positiva de los prefectos para iniciar el diálogo

LA PAZ, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno espera que los prefectos del país envíen una respuesta "favorable e inmediata" a la propuesta que hizo el presidente boliviano, Evo Morales, para el inicio del diálogo, según confirmó hoy ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Asimismo aseguró que, una vez se conozca la respuesta de los prefectos, en especial de la oposición, el Gobierno fijará la hora y los temas que se tratarán en una nueva agenda, según informó la Agencia Boliviana de Información. "Estamos dispuestos a sentarnos a dialogar para identificar aquellos aspectos que los propios prefectos observan, es hora de poner orden institucional", aseguró Quintana.

El ministro dijo que el bloqueo al diálogo fue asumido por los prefectos opositores, por lo que "impiden realizar una gestión más eficiente y distraen la energía acumulada que existe en el Gobierno para profundizar aún más los cambios estructurales".

Quintana explicó que lo que pretende el Gobierno es llegar a un acuerdo con la propuesta de una "arquitectura autonómica" que permita llegar a cumplir el fin esperado a través de una salida inteligente como medio de descentralización, y señaló que esto generará más capacidad en la toma de decisiones de parte de la sociedad, pero también que se privilegie a todas las regiones y no a una sola.

"En términos de autonomía queremos descentralización del poder, que la gente, el pueblo indígena, el municipio, que la región pueda decidir, que todos sean capaces de acceder igualitariamente a los recursos; que construyamos una ciudadanía común para todos". "Lo que tenemos que hacer es derrumbar esta suerte de condicionamiento en el uso de los recursos públicos", agregó Quintana.

Indicó también que los prefectos están obligados a recuperar la templanza para que se pueda superar la crisis política. El hecho de que crean que con la aprobación de los estatutos autonómicos van a resolver los problemas sociales que tienen en cada departamento sin la ayuda del Gobierno, sólo sumirá a las regiones en una profunda crisis, puntualizó el ministro boliviano.

SIMULACRO DE REFERÉNDUM

En ese contexto, sostuvo que la consulta sobre el estatuto autonómico que se realizó el pasado domingo en Santa Cruz "fue un simulacro de referéndum que le está costando tanto al país, no sólo al departamento".

Apuntó que ese proceso le está generando una inestabilidad y una incertidumbre de la cual difícilmente se van a poder recuperar si no es con la ayuda del Gobierno nacional. Es hora de poner orden institucional", agregó Quintana

Por su parte, el jefe del partido opositor boliviano Podemos, Jorge Tuto Quiroga, y el presidente del senado, Oscar Ortiz, de la misma agrupación, pidieron a Morales, que reconozca la victoria de los autonomistas y no obvie una realidad que se mostró en toda su magnitud a través del voto de cientos de miles de cruceños, según la emisora Radio Fides.