22 de noviembre de 2008

Bolivia.- El Gobierno boliviano se incauta de armamento bélico tras entrar en la hacienda de un ciudadano norteamericano

LA PAZ, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano se incautó de "gran cantidad" de armas de guerra y detuvo a tres guardias privados tras intervenir la hacienda del ciudadano estadounidense, Ronald Larsen, en la región guaraní suroriental del Chaco, informó hoy el viceministro de Tierras boliviano, Alejandro Almaraz.

"Hay carabinas, alguna ametralladora, varios rifles de calibre 22, escopetas, gases lacrimógenos, distintos tipos de munición, entre estos últimos llama la atención las balas de calibre 7,65 que es munición de guerra", denunció Almaraz, quien explicó que el operativo sorpresa tenía como objetivo la reanudación de un polémico proceso de certificación de tierras, con miras a su eventual redistribución entre indígenas, paralizado durante más de seis meses a causa de una fuerte oposición de hacendados, especialmente en Santa Cruz.

Larsen, un ex miembro de la misión humanitaria Cuerpo de Paz, no fue encontrado en su hacienda cuando llegó una comisión de certificación agrícola acompañada por fiscales y policías. "En cambio encontramos resistencia violenta de tres empleados del señor Larsen, quienes fueron detenidos en posesión de armamento letal y gran cantidad de municiones", apuntó Almaraz durante su intervención en la pequeña localidad de Camiri, del departamento de Santa Cruz donde se encuentra la hacienda.

PROPIEDADES DE LARSEN

Un informe del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado Cipca-Cordillera señala que cuatro integrantes de lo que se denominó "Clan Larsen" cuentan con 15.777 hectáreas distribuidas en territorio guaraní, en cinco haciendas y propiedades. Otras 26.443 hectáreas están repartidas en nueve haciendas de la provincia Velasco, en tanto que 14.924 hectáreas están en otres haciendas en la provincia Ñuflo de Chávez (territorio chiquitano). El informe de Cipca-Cordillera añade que estas 57.145 hectáreas no están saneadas, como casi todas las grandes extensiones de tierra en el oriente.

Ante estos hechos, Almaraz anunció que se interpondrá un segundo proceso penal en contra del terrateniente estadounidense, ya que se presentó uno previamente en abril de este año por los delitos de sedición, secuestro y robo agravado. "Lamentablemente no tuvimos ninguna noticia del primer proceso, pero persistiremos y ahora formalizaremos una segunda denuncia", apuntó el viceministro.

El viceministro boliviano señaló que una vez hecha la notificación se esperará 48 horas para ingresar al predio y verificar si cumple o no la Función Económico Social (FES) y también se hará una medición total del predio. "Son dos los polígonos los que serán saneados que pertenecen inicialmente a la hacienda de Caraparicito y los alrededores de la comunidad Itacuatia, que llegan a ser 200.000 hectáreas y, estos dos polígonos pertenecen a una tercer parte de los otros al norte de Lagunillas y al sur con Cuevo", explicó.

El pasado 29 de febrero la brigada, encabezada por el propio Almaraz y el presidente nacional del INRA, Juan Carlos Rojas, sorteó sin mayores problemas un primer bloqueo de ganaderos en Ipati, 30 kilómetros al norte de Camiri. No ocurrió lo mismo en la hacienda Caraparicito, donde los ganaderos instalaron un bloqueo para impedir el acceso de los funcionarios.

"SANEAMIENTO"

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, informó desde la capital boliviana de La Paz, que se inició la investigación sobre lo sucedido y será la justicia la que determine el grado de culpabilidad de los detenidos en posesión de armas. El "proceso de saneamiento" continuará a pesar de las acciones violentas de los terratenientes, el mismo que será ejecutado en coordinación con el Ministerio Público, la Policía y el Poder Ejecutivo, explicó.

Al respecto, Almaraz remarcó que se saneará hasta el último milímetro del territorio nacional para regularizar la propiedad agraria. "Ellos (los terratenientes) dijeron que no permitirán que continúe el proceso agrario de saneamiento de tierras, pero hoy estamos demostrando que puede más la fuerza legal del Estado", mencionó, por su parte, Rada.