3 de mayo de 2007

Bolivia.- El Gobierno da 180 días a las petroleras para que entreguen un plan de trabajo ajustado a la nacionalización

LA PAZ, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano otorgó un plazo de 180 días a las 12 empresas petroleras extranjeras que operan en el país -incluida la hispano-argentina Repsol YPF-, para que presenten un informe sobre los planes de trabajo e inversión que van a desarrollar a partir del nuevo esquema de nacionalización que entró en vigor el pasado 1 de mayo con la protocolización de los 44 contratos con la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El presidente de YPFB, Guillermo Aruquipa, informó hoy que el plazo de 180 días comenzó a correr a partir del pasado martes y que las empresas están en la obligación de diseñar un plan de trabajo que tenga como prioridad el aumento de volúmenes de producción de hidrocarburos, a fin de que se pueda asegurar el abastecimiento del mercado interno y externo.

La estatal petrolera será en 10 años la responsable de toda la producción y venta tanto de gas como de crudo que se produce en Bolivia, explicó a la prensa local Aruquipa al anunciar que varios equipos técnicos especializados comenzaron el pasado lunes a desplegarse en varios campos petroleros para iniciar el proceso de fiscalización del rendimiento de los pozos de extracción y producción.

Por su parte, el presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos (CBH), José Magela Bernardes, aseguró que las empresas petroleras extranjeras garantizaron que el proceso de transición se realizará de manera normal y bajo los criterios legales establecidos en los convenios, a fin de que "no haya ningún tipo de disturbios en el proceso productivo, de transporte y comercialización".

De esta manera, manifestó que Bolivia "parece" ser un país bastante competitivo para la inversión de las empresas petrolíferas, sin embargo, consideró que es indispensable que el Gobierno de Evo Morales garantice seguridad jurídica en las inversiones.

"Siempre, en contratos a largo plazo de 20 a 40 años, hay disputas por diferentes interpretaciones del tiempo, este proceso de disputa debe ser ejecutado dentro del Estado boliviano", señaló.