4 de octubre de 2011

Bolivia.- El Gobierno descarta retrasar las elecciones judiciales por la protesta de los indígenas del TIPNIS

LA PAZ, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Comunicación de Bolivia, Iván Canelas, ha descartado retrasar las elecciones judiciales, previstas para el próximo 16 de octubre, hasta resolver el conflicto con las comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), tal y como planteó ayer uno de sus representantes.

"No se ha conversado, ni se ha evaluado la posibilidad de un aplazamiento de las elecciones judiciales", ha dicho Canelas, en una rueda de prensa ofrecida desde el palacio de Quemado, sede gubernamental.

En este sentido, ha indicado que el Gobierno no ha considerado como algo serio la propuesta realizada ayer por el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CPIB), Adolfo Chávez. "Solo hemos oído sugerir, nada más", ha apuntado.

El ministro ha confiado en que, a pesar de que sus sugerencias no han sido analizadas, los indígenas del TIPNIS no influyan con su protesta en dichos comicios, ya que la marcha que realizan contra la construcción de una carretera en este territorio llegará entre el 13 y el 15 de octubre a La Paz.

"Esperamos que esta marcha de los hermanos indígenas no genere conflictos en la votación. Tenemos la esperanza de que ellos no están viniendo a La Paz para generar conflictos entre hermanos", ha subrayado Canelas.

Si bien, el presidente boliviano, Evo Morales, reiteró ayer sus acusaciones contra los indígenas, asegurando que organizaciones campesinas --que constituyen su base de apoyo social-- han recabado pruebas de que detrás de la protesta del TIPNIS hay un plan para hacer fracasar estos comicios, uno de los buques insignia de su segunda legislatura.

Unos 5,2 millones de bolivianos están llamados a las urnas el próximo 16 de octubre para elegir por primera vez a los magistrados de los tribunales Constitucional, Supremo de Justicia y Agroambiental, así como del Consejo de la Magistratura, según estimaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE), recogidas por la Agencia Boliviana de Información (ABI).