17 de mayo de 2006

Bolivia.- El Gobierno distribuirá 4,5 millones de hectáreas de tierra entre indígenas con la segunda reforma agraria

LA PAZ, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Evo Morales ha dado a conocer los decretos supremos que entrarán en vigor en las próximas horas, para dotar tierras a los sectores más necesitados, originarios, campesinos, indígenas y mujeres, en lo que supondrá una segunda reforma agraria por el que se distribuirán hasta 4,5 millones de hectáreas.

El anuncio lo realizó ayer desde Cochabamba el vicepresidente de la República, Alvaro García Linera, quien aseguró que ya está al tanto el presidente Evo Morales de la decisión y que una vez que firme los decretos, algo que podría ocurrir hoy o mañana, entrarán en vigor, según informa la prensa local.

Así, el Ejecutivo propone modificaciones a la Ley 1.715, del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), para poner en marcha un proceso masivo de reversión de tierras que no cumplen la función económica y social, agilizar el saneamiento e implementar cambios en el ordenamiento jurídico agrario.

"Nadie expropiará tierras, se garantizará la propiedad que está cumpliendo la función económica y social, como dice la Constitución", aseguró García Linera, quien precisó que los decretos permitirán la redistribución de entre dos millones y 4,5 millones de hectáreas de tierras fiscales a pueblos indígenas, originarios y campesinos.

La dotación de tierras ya fue tratada durante la gestión de Jorge Quiroga, en agosto de 2001, cuando el Ejecutivo se comprometió a entregar 3,8 millones de hectáreas de tierras en favor de familias indígenas. Las propuestas tienen un enfoque de género porque tendrán tratamiento preferente las mujeres indígenas, jefas de familia.

Con relación a los asentamientos humanos, el Gobierno establece salvaguardas como el respeto al uso mayor, o lo que se conoce como la vocación, de la tierra y el compromiso del Estado, a través de prefecturas y municipios, de respaldar la organización, la institucionalidad, el financiamiento y técnicamente a este proceso.

El director del Centro de Estudios Jurídicos e Investigaciones Sociales, (CEJIS), Carlos Romero, dijo que el anuncio "es un intento de reconducir el actual proceso de saneamiento, porque una reforma agraria implica otros componentes". En todo caso, agregó, con estas medidas se da seguridad jurídica a quienes trabajan su tierra.