12 de septiembre de 2008

Bolivia.- El Gobierno evalúa decretar el 'estado de sitio', según el embajador de Bolivia en Brasil

LA PAZ, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Bolivia en Brasil, René Mauricio Dorfler, afirmó ayer que el Gobierno boliviano evalúa decretar el 'estado de sitio' debido a los enfrentamientos entre civiles autonomistas opositores y organizaciones afines al Gobierno que ha dejado un saldo de ocho muertos y más de una treintena de heridos en todo el país.

"La Constitución Política establece esa posibilidad y el Gobierno está evaluando este punto", dijo en una entrevista colectiva en un hotel de Brasilia, según informaron medios locales recogidos por Europa Press.

Dorfler resaltó que varios grupos pequeños están haciendo "actos terroristas" y que la mayoría de la población no concuerda con estas acciones. "No podemos someter al resto de los bolivianos a una situación de excepción", apuntó.

El ministro de Hacienda boliviano, Luis Alberto Arce confirmó por su parte, que hubo una tentativa de golpe en el país, combinado con actos de vandalismo y de terrorismo. "El Gobierno está tomando las medidas necesarias y está instruyendo a las Fuerzas Armadas de Bolivia a resguardar los campos petroleros y de gas del país. La Policía nacional está haciendo las investigaciones necesarias", añadió.

Sin embargo, el diplomático boliviano negó que el país esté pasando por una guerra civil y reafirmó que los grupos de oposición son pequeños, de "200 a 400 personas que están radicalizando sus acciones". "Son grupos reducidos, financiados, que actúan en función a las instrucciones que reciben", aseveró. Dorfler considera que hubo una coincidencia entre los actos y la llegada a La Paz de miembros integrantes de la oposición de Estados Unidos.

Asimismo, recordó que ayer el embajador norteamericano fue considerado 'persona no grata' por el Gobierno de Morales por entrometerse en asuntos internos del país en diversas ocasiones. "El presidente Evo fue absolutamente claro, es una situación que apareció en reiteradas oportunidades, las intromisiones del embajador en los asuntos internos como persona", afirmó.