23 de noviembre de 2009

Bolivia.- El Gobierno lamenta el desprestigio del Poder Judicial por sus tratos "incestuosos" con grupos de poder

LA PAZ, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa Legal del Estado, Cecilia Rocabado, lamentó este lunes el derrumbe del Poder Judicial por sus "vínculos incestuosos" con distintos grupos de poder, en referencia a la suspensión la semana pasada de la magistrada del Tribunal Supremo, Rosario Canedo, acusada de prevaricar a favor de los accionista de un banco en quiebra.

"No es que se quiera derrumbar al Poder Judicial desde el Poder Ejecutivo o que se esté haciendo una persecución política contra los administradores de justicia. El Poder Judicial se ha derrumbado solo, por hechos de corrupción y por haber favorecido a grupos de poder relacionados con el sistema financiero, con las logias, con muchos madereros y soyeros", dijo la ministra.

La magistrada del Supremo está acusada de prevaricar en la administración del proceso por la quiebra financiera del Banco Sur, en 1994, caso que será dirimido en el Senado después de que el jueves pasado una amplia mayoría parlamentaria aprobara la suspensión y el enjuiciamiento de la jurista.

"Canedo benefició a los accionistas del banco quebrado, en perjuicio de los ahorristas y del Estado. El daño asciende a 6 millones de dólares (4 milones de euros) en detrimento de miles y miles de ahorristas de quienes tuvieron sus depósitos a plazo fijo en esa entidad", recordó Rocabado.

Asimismo, Rocabado acusó a la magistrada de Canedo formar parte de la defensa de esos grupos de poder que cooptaron en los años 90 a abogados, magistrados del Tribunal Supremo y vocales de la corte de distrito, entre otros, según informó la Agencia Bolivariana de Noticias (ABI).

"En el año 1993 se emitió la Ley de Bancos para evitar daños al sistema financiero y prohibía que accionistas de bancos puedan invertir en temas productivos, sino sólo en temas financieros. Pero lo que hicieron fue crear empresas productivas para lograr acrecentar su patrimonio de forma fraudulenta, usando el capital de los propios ahorradores", explicó la ministra.

Además del Banco Sur, los de La Paz, Cochabamba, Progreso, Bidesa, Banco Boliviano Americano y Banco del Estado precipitaron la mayor crisis del sistema financiero boliviano, en su mayor parte debido a la asignación de créditos fraudulentos y de desviación de capitales a paraísos fiscales, por parte de los principales accionistas de las entidades quebradas.