10 de mayo de 2010

Bolivia.- El Gobierno y los líderes sindicales avanzan en las negociaciones para poner fin a las protestas

LA PAZ, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia y los principales dirigentes del sindicato Central Obrera Boliviana (COB) ratificaron durante la madrugada de este lunes un compromiso para avanzar en las negociaciones y poner fin a las protestas iniciadas la semana pasada y que contempla, además, nuevas discusiones sobre la Ley de Pensiones y el discutido incremento salarial del cinco por ciento.

En un documento firmado por ambas partes, tanto el Gobierno como la COB indicaron que el último encuentro fue el "reinicio de las negociaciones". "Los puntos de la agenda de negociación fueron la Ley de Pensiones y el levantamiento de las medidas de presión", señaló el acta de la reunión.

El Gobierno boliviano anunció para este año un incremento salarial generalizado del cinco por ciento, un porcentaje considerado insuficiente para los representantes de los trabajadores. Desde el Ejecutivo, se apuntó que se "considerará el incremento a la masa salarial del cinco por ciento, con la variable de aplicar una fórmula inversamente proporcional". "Este incremento mantiene el techo presupuestario previsto para el incremento salarial", añade el documento.

No obstante, las autoridades han conseguido que los sindicatos estudien el levantamiento de las medidas de presión adoptadas desde la huelga general de la semana pasada tras acercar posturas sobre la nueva Ley de Pensiones. La nota indica que "se avanzó en mejorar la edad de la jubilación a los 58 años" e incluye una aportación adicional tanto de trabajadores como de empresarios y revisiones en el cálculo.

"Para el sector minero se puede acceder a la jubilación a los 56 años de edad, aplicando la reducción de edad de un año por cada dos años trabajados en interior de la mina, hasta un máximo de cinco años", explica el comunicado.

PROTESTAS VIGENTES

Entretanto, la huelga convocada por tiempo indefinido arrancó este lunes con escaso impacto en el país sudamericano, ya que al igual que el paro de la semana pasada y los diversos actos de protesta no tuvo el seguimiento esperado por los sindicatos.

El secretario general de la Federación de Mineros, César Lugo, explicó hoy ante la prensa que tras la reciente firma de un principio de acuerdo con el Gobierno "se decidirá si la marcha continúa o no". En esta línea, el máximo representante de la COB, el minero Pedro Montes, avanzó que cualquier nuevo paso que se adopte se basará en una "decisión de consenso".

Por otra parte, el Ejecutivo de Morales ha convocado para mañana una reunión en la localidad de Caranavi, en el departamento de La Paz (noroeste), en la que participarán representantes de quienes se oponen a la instalación de una procesadora de cítricos en la zona.

Durante sus protestas, mantuvieron bloqueadas durante 12 días una carretera, hasta que una movilización policial dispersó la concentración. Los incidentes concluyeron con dos manifestantes muertos y más de una treintena de detenidos.