15 de enero de 2008

Bolivia.-Gobierno y prefectos de Bolivia aceptan celebrar un referéndum revocatorio si no se alcanza un acuerdo

Las partes discuten hoy cómo hacer compatible la Constitución con los estatutos departamentales de la "media luna ampliada"

LA PAZ, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El gobierno de Bolivia y los prefectos de los nueve departamentos del país aceptaron la realización de un referéndum revocatorio si finalmente no se consigue un acuerdo sobre el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), el impuesto Renta Dignidad y la compatibilidad de los estatutos autonómicos con la nueva Constitución.

Después de una reunión de casi ocho horas, que finalizó pasadas las 04.00 horas (09.00 horas en España), el Ejecutivo del presidente, Evo Morales, y los prefectos de los nueve departamentos del país, aplazaron hasta las 14.00 horas de hoy (19.00 horas en España) la reanudación de las conversaciones para tratar de llegar a un acuerdo definitivo.

Los asistentes departamentales fueron los prefectos de Beni, Mario Virreira; de Cochabamba, Manfred Reyes Villas, de Pando, Leopoldo Fernández, de La Paz, José Luis Paredes; de Potosí, Mario Virreira; de Oruro, José Luis Aguilar; de Chuquisaca, el prefecto interino Ariel Iriarte, de Tarija, Mario Cossío y de Santa Cruz, Rubén Costas.

En el encuentro que se sostendrá hoy se abordará de manera específica la forma de hacer compatible la nueva Constitución Política del Estado (CPE) con los estatutos económicos. Finalmente, el viernes próximo, se analizarán las diferencias sobre el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), según confirmó el ministro de Presidencia, Juan Ramón Quintana.

En la madrugada del martes, tras finalizar la reunión oficial, el prefecto del departamento de Tarija, Mario Cossío, mostró su satisfacción por el principio de acuerdo sobre la forma de financiación de la Renta Dignidad que alcanzará el presupuesto de 201,8 millones de dólares.

Cossío añadió que el ministro de Hacienda, Luis Arce, se comprometió a presentar una fórmula de financiación del programa Renta Dignidad y criticó que la propuesta presentada por los prefectos conocidos como la "media luna ampliada" --Beni, Pando, Tarija, Chuquisaca y Cochabamba-- no incluye ni el IDH ni beneficios, y que el 60,7 por ciento de los recursos serán en concepto de fondos de compensación. La propuesta de las regiones es aportar 30,8 millones de dólares, pero sin utilizar el dinero del IDH.

Si finalmente no se alcanzase un acuerdo definitivo, el prefecto de Tarija insistió en que se llevará a un referéndum revocatorio en el que decidirá el pueblo boliviano. "Si esto no se puede resolver de la manera que queremos, vamos a tener que pedirle al pueblo de Bolivia que democráticamente con su voto resuelva esta contradicción" señaló Cossío en rueda de prensa.

Antes de que comenzara la reunión de ayer, el ministro de Presidencia y el ministro de Hacienda, Luis Arce, defendieron que las propuestas de los prefectos "no eran sustentables".