17 de marzo de 2011

Bolivia.- Hijas del ex gobernador boliviano Mario Cossío niegan que hayan pedido refugio en Paraguay

ASUNCIÓN, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las hijas del ex gobernador boliviano Mario Cossío han negado que hayan pedido refugio en Paraguay, como hizo su padre el pasado diciembre después de huir de Bolivia por supuestas persecuciones políticas por parte del Gobierno de Evo Morales.

La Comisión Nacional de Refugiados de Paraguay (CONARE) había anunciado el martes que estaba analizando la solicitud de asilo de esos cuatro bolivianos, que supuestamente ya estaban viviendo en territorio paraguayo con un estatus de refugio provisional.

"No, no lo solicitamos y creo que tenemos todo el derecho de radicar en Bolivia, en el Paraguay o donde queramos", ha aseverado Silvana Cossío en declaraciones al diario boliviano 'El Nacional', citadas por medios locales.

Silvana ha asegurado que tanto ella como su hermana Fabiana, junto a sus respectivos esposos, visitaron a su padre en Paraguay a comienzos de marzo pero ella solo estuvo 10 días.

Fabiana ha decidido quedarse un tiempo más porque quiere estar "cerca de su familia" y, actualmente, evalúa la posibilidad de establecerse definitivamente en Paraguay, sin que hasta la fecha haya iniciado algún trámite legal.

"Yo hablo por mí, no por mi hermana, que creo en su momento ella se pronunciara si radicará o no (en Paraguay). Pero vuelvo a repetir, no solicité refugio y creo que si lo quisiéramos, pues estaría esperando en aquel lugar ¿no creen?", ha indicado Silvana.

Cossío recibió la condición de refugiado el pasado 18 de enero, despertando fuertes críticas por parte del Gobierno de Morales, aunque esta situación no ha dañado las relaciones que mantiene con Asunción y su aliado en la región, el presidente paraguayo, Fernando Lugo.

Cossío huyó en diciembre a Paraguay tras ser destituido del cargo por la Asamblea del departamento de Tarija (sur de Bolivia) para que afrontara los 27 cargos de corrupción que se le imputan por hechos cometidos durante su primer gobierno (2006-2009), que implican el extravío de 1.339 millones de bolivianos (137 millones de euros) por un supuesto error administrativo, dinero que después pasó a manos de una empresa de construcción privada, según datos de la Presidencia de Bolivia.

Según Silvana, Cossío esta viviendo en un lugar de Paraguay que aún no ha precisado con su esposa y su hija menor. También desmintió que hayan llegado a ese país "burlando" las fronteras. "Yo pasé de forma legal por Migración, como debe de ser, y las autoridades de esta repartición lo saben", ha aclarado.